jueves, 31 de mayo de 2012

ESTRELLA MIA…a la vieja usanza.






Yo te diría niña,
los amores que revientan
en el pecho y en las quejas
de este mortal que te mira

Ni las flores ni las mañanas
son capaces de desterrar la idea
de tenerte radiante y lozana
entre mis brazos y entre mis piernas.

No me veas desalmado
por confesarte mis anhelos;
solo soy un pobre necio
que añora tu hermosa presencia.


Recoge el clavel del suelo,
ese que has tirado turbada
y préndelo entre tus cabellos
como ofrenda de mis palabras.

Unifícate a mis pasos
sé el color de mis pupilas,
que tu viento alegre y fresco
componga el canto de mi poesía.

Olvídate de temores
planta en tu alma la fantasía,
y serena los pensares
que solo traen agonías..

Las malas lenguas, niña
solo se ocupan de envidias,
de remiendos de cofradías
entre rosarios y letanías.

Se visten de negro
para ocultar sus desdichas,
los corazones apagados
por falta de caricias.

Recuerda que…

El pasado no está tan lejano,
ni tan cercano el futuro
pues siendo en un segundo,
en presente nos hallamos.

Y en este presente, niña
tiemblan mis rodillas
y late en el pecho
el amor que por ti me calcina.


Ríe pues, estrella mía
no te rindas en sofocos
que las amapolas del campo
se apagan al contemplar tu rostro.

Y este pequeño caballero
al que todas señalan con el dedo
por no tener corazón ni credos,
se rompe en mil pedazos
si una lágrima se escapa
de esos dos luceros que son mis ojos…



*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*


UNA AFICIÓN...





*Rocío Pérez Crespo*

miércoles, 30 de mayo de 2012

UN PENSAMIENTO...



Un día de estos, despacito y al oído te contaré, lo mucho que te quiero.

*Rocío*

RICARDO CELMA...



Ricardo Celma nace en Buenos Aires en 1975. Pintor hiperrealista con ese toque personal entre lo místico y lo carnal, se destaca también una luz interesante en todas sus obras, aunque haya oscuridad en ellas.


UN MAL COMÚN...






En la obligación que te han impuesto, el cerebro aborta lo que el corazón siente llanamente para subsistir. No puedes dejar los sentimientos como si fuera una cometa a meced del viento, sin piola para controlar su batida.
Los azules aleteos conspiran una vez más para asistir implacables a tu caída…no hay tiempo, no hay espacio, solo una pulsación que se adelanta a tus propias expectativas… te comportas como te han señalizado.
Siendo tu boca sorda, las palabras no emiten detalles. Soportando unos ojos cojos, tu mirada no atiende a globales y teniendo los oídos llenos de mustias músicas cargantes y repetitivas las lecciones que dejan los ecos, no son capaces de asentarse.
Si acaso, unos golpes intermitentes te martillean las sienes trayendo el origen de tu esporádica esencia. La sublime sensación, casi transparente de estar viva. Después, todo se lo vuelve a tragar la niebla y, esa niebla que te come te deja sesgada en tu propia normalidad…dejas de ser tu, para ser lo que quieren los demás.


*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*

lunes, 28 de mayo de 2012

FELIZ SEMANA PARA TODOS...

SOLO TU...



Podré silenciar mis palabras
y apartar la mirada,
dejar salir la indiferencia
envolviendo con ella la piel.
Pero no sé engañarme
por más que intente confundirte;
aquí dentro, en el calor de mi pecho
solo existes tú...


*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*


domingo, 27 de mayo de 2012

CORTOS PASOS...



 Oleo de José Luis Fuentetaja (1980)


En tu  propia decadencia…
Todo vira en una inquietante nebulosa
que te deja la sensación de estar perdido
con una  fe que se arrastra intentando alcanzarte.


Te aferras a la creencia que todo irá mejor,
aún siendo conciente que
el mundo gira en un solo sentido,
que mañana será lo mismo que hoy


El mar muere en la playa
y, la playa está muy lejos de ti.


Quemas los recuerdos con nicotina
desintegrando las ganas y el silencio,
alejándote de cualquier espejo
que pueda devolverte la imagen de lo que eres.


Vas  desgranando un pasado
que te sabe a ron y pasas,
sin dar crédito al presente que se retuerce
en angostas callejuelas vomitadas de vino.

Porquería por todas partes, hasta en tus bolsillos…


El espacio azul se tragó lo genuino
y el asnal sonido de tus entrañas
te deja descalzo encima de la grava,
haciéndote callos en el alma.



*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*




TÉ, PROSA Y VERSO

sábado, 26 de mayo de 2012

DINAN...





Pongo tierra de por medio sin esperar milagros. Me llevo las alforjas llenas de recuerdos y un agujero en el pecho por donde se escapan cien mariposas negras…
Un trago de bourbon
Un día perfecto
Lou Redd
Un rojo descarado
Una señal de tráfico
Unas gotas de perfume
Un guiño
Cinco sonrisas
Un sombrío amanecer…

Hoy vida, de nuevo te enfrento y destaco de todas tus virtudes la única que me compone: tu infinito don de oportunidad.
Suena el corazón de una trompeta en las esperas del aeropuerto que me habla de olvido, de tiempos caducos…de ruidos. De tantos ruidos…
Tu voz…
Un armario
La puerta que se cierra
Cincuenta cartas
Un as de oros
La ventana rota
Unos cristales en el suelo…
Tres aspirinas
Un manchado deseo.

Fluyo por las angostas notas hasta convertirme en la misma música y, floto entre millones de historias que se agolpan en la terminal. Cuando llegue, nadie reconocerá mi cara pero sabré definitivamente reconocerla yo. Un reflejo de bonanza vuelve a mis sienes y entran a patadas un do mayor y un fa que araña…
Un gato
Un pasaporte
Un futuro
Una playa
Un idioma nuevo
Diez rosas blancas
Coca-cola con limón
Una terraza
Una paz que abraza…
Yo.



*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*


viernes, 25 de mayo de 2012

ANDRE KOHN...



Andre kohn nació en Stanlingrado, antigua Unión Sovietica. Kohn es considerado como un  líder del impresionismo figurativo con el que trata de captar la complejidad, así como la sencillez y la franqueza de la forma humana. "Estoy tratando de buscar lo extraordinario en lo ordinario"
Y añado yo: lo consigues. Es uno de mis pintores favoritos más favoritos.



MI RELIGIÓN...




No me siento culpable cuando me abrazo a tu espalda, ni cuando acaricio tu cabello, ni cuando beso tu pecho.
Te siento mío, un trozo enorme de mi cielo…
Desnudo tu cuerpo y siento en mis dedos el camino conocido, el que lleva directo a casa; ese lunar marcado, ese hoyuelo escondido, los pliegues de los años en tu ombligo. El olor que impregna mi piel es íntimo, reconocido, paladeado, serenamente almacenado en un rincón de mi equilibrio.
No me considero infractora cuando mis piernas rodean tus caderas, ni acaso un poco pecadora cuando en las noches el deseo te llama en un gemido recurrente que late en las oquedades de mi vientre.
Deseándote porque te deseo y te deseo porque no paro de desearte. Gimo, sí, por el simple hecho de tenerte. De volver a saborear tu pubis en los aledaños de los secretos y, encontrar sin culpa nuestra piel en perfecta humedad saciándose de frente. Mirándote a los ojos y encontrando en ellos la misma pasión que tus palabras guardan. Lascivas estancias, donde nace inmaculada la radiante bendición de poder fusionarme a tu raíz como la hiedra salvaje en un mes de abril.
No, amor mío, nunca me sentiré una  convicta por almacenar en mi alma tu luz, ni pediré perdón por quererte, ni arderé en llamas por desearte, no.
Cada cual tiene su religión y tú, eres la mía…


*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*

jueves, 24 de mayo de 2012

UN RAMO DE MARGARITAS SOBRE LA ALMOHADA…






Se secaron los ojos de Violeta de tanto contemplar vidas ajenas.
Desprovista de toda magia, se acuna en su cuerpo la perpetua espera.
Como la pluma que se balancea en su caída o el diente de león que se desgrana en un soplido, cede sus momentos  eternos a la remembranza de un día regalada entre abril y mayo.
Vestía camisa blanca y unos pantalones ajados,  zapatos remendados y un cuaderno amarillo asido en sus manos.  Sus ojos verdes, profundos y sagaces, le hablaron de música, de escalas, de amor y otros encantos. De unos viajes infinitos que solo hacen los enamorados donde las almas se desnudan dejando fuera los recatos.
Crecían las rosas y moría la esvertia en el patio, entre cantos de jilgueros y jaulas vacías de sentimientos.
Temblaron sus carnes cuando en su boca se posó un delicado beso que olía a miel y a enebro. Por los cantos de su piel,  sobre el pelo de su pecho, vio brotar la esencia de lo hechicero.
Las mejillas se volvieron granas y en la mirada de ambos, resto el tiempo.
Sobre el lecho desnudó su cuerpo. Aquél poeta vagabundo  esculpió sobre su espalda los más bellos versos. La hizo sentir valle, montaña, río y marea, floreció en sus entrañas una nueva hembra. Más mujer, más auténtica…
Saboreó lo prohibido, se entregó sin ofrendas…como una yegua salvaje hizo bailar las crines de su melena; entre sus mulos encontró la caricia, penetrante, fuerte, rabiosamente sincera. La humedad que la cubría, los latidos agotados…una respiración unida a la suya, una piel que he servia de manto.
Una tarde regalada entre abril y mayo…
Calmó el cielo su furia, las lluvias cesaron. Callaron los estruendos, se silenció el pecado.  
Y Violeta se quedó dormida entre sus brazos…



*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*

miércoles, 23 de mayo de 2012

MIRADA DE ÁNGEL...



Escena del bar.
Hoy os dejo el corazón de una trompeta y la caricia de una flauta....espero que os guste tanto como a mi.

CIERTO...



La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados.

Groucho Marx.

La diferencia entre una democracia y una dictadura consiste en que en la democracia puedes votar antes de obedecer las ordenes.

Charles Bukowski.


La consecuencia de no pertenecer a ningún partido será que los molestaré a todos.

Lord Byron.

Hay comunistas que  sostienen  que ser anticomunista es ser fascista. Esto es tan incomprensible como decir que no ser católico es ser mormón.

Jorge Luis Borges.





VUELVE LA IRREVERENTE...





Abrasa la espesura en las tripas con la maestría de mil tóxicos. Traéis el ácido a mi paladar, la sangre se hace más densa; no tengo salida.
En esa vía muerta  sobre unos raíles cargados de herrumbre, carente de todo aquello que me hace correcta, renace el animal que me habita; la esencia primigenia de mi identidad.
Sin trabas, sin velos, sin barreras…me convierto en lo que más teméis.
Soy roya en el verde de vuestras colinas y, el verbo malsonante de los ecos. No atiendo a justicias de pago barato, ni a injusticias solapadas en justicias de grandes arcas henchidas.
Pienso a libre albedrío y como con los dedos el alimento de la tierra, no me tapo con manteles los muslos sobados ni bebo en talla fina el vino agrio de la descendencia; aquellas que de grana y oro dejaron las mesas puestas…para que llegarais  vosotros, bastardos insurrectos sin credo, apostados en unas obsoletas y absurdas creencias de pancartas carroñeras; de pan con pan sin nutrientes  y, a falta de bocado grato devoraseis   con entusiasmo las despensas, que no eran vuestras, sino compartidas.
No intentéis manipularme con esos dones de resabiado, haciéndome creer que es rosa el negro papel que habéis  manchado. No me valen los argumentos cuando de pésimas demostraciones tengo un muestrario lleno y en mi cartilla cada trimestre se acuña un sello. Sois meros alegatos sin ningún hecho, porque lo que no se hace de corazón, sin importar los egos y las panzas cebadas de ricos refrigerios,  con el culo queda impreso. Y así  os va, os  creéis mierda y no llegáis ni a  ser pedo.
Eso sí, el ambiente se hace insalubre, irrespirable, tremendamente infecto y somos nosotros quienes aguantamos el aroma insufrible de vuestros malditos cuerpos.


 *Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*

martes, 22 de mayo de 2012

NILS KREUGER...



Nils Kreuger (1859-1930) Artista sueco. Pintó junto a Richard Berg. Desarrolló una especie de síntesis de la pintura atmosférica. 


EMBUSTERA...




Heme aquí de nuevo suplicando una vez más tenerte cerca. Deseando tus efectos, a sabiendas, que soy morada para toda  la oscuridad del planeta; que recoge gramo a gramo toda la porquería que se acumula en sus aceras. Mostrando los ojos más fieros solapados en una careta blanca con estilo de sirena, de la cual me he enamorado y no puedo vivir sin ella.
Se destilan los fluidos por mis venas, enjambre que hace panal en mis arterias, improductivo, sin jaleas. Gusanos cargados de babas muertas, dejando un rastro pringoso que se pega a las paredes de mi cuerpo pudriendo la carne más fresca. Necrosis que huele a cagada…sesos carcomidos por larvas pequeñas, insonoros, depredadores, tragándose día a día mi esencia.
Y aún así te deseo con todas mis fuerzas, vomitando tu nombre, escupiendo mi conciencia, desgarrando mi parte buena; entregándome a tu envenenada presencia.
¡Maldita embustera!...infiel compañera, que andas como una dama de linaje por todos los cuerpos que te sustentan. Meretriz de alto precio siempre en espera, que prometes ser diosa y solo eres tósigo diluido en cristal rosa; descuajando voluntades, dilacerando vitalidades…haciendo presas en cada beso ofrecido como el animal que eres sin conciencia.


*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*

lunes, 21 de mayo de 2012

DESDE UNA CONSIDERACIÓN HUMANA...


Nos hemos convertido en números. Los hay por doquier. Están bien, y son necesarios, para definir determinadas cuestiones racionales de una manera rápida, pero, tal y como evoluciona el mundo con la globalización, todo parece indicar que nos hemos convertido de manera excesiva en estadísticas, en cifras, con las que ofrecer a los poderes políticos, económicos, comerciales, financieros, sociales, etc., una determinada perspectiva.


Contamos con números que indican direcciones, pertenencias a empresas, para cotizar, para determinadas vinculaciones bancarias, para expresar ganancias o deudas, para caracterizar nuestro coche, para saber lo que producimos, lo que andamos, lo que conseguimos, lo que perdemos, lo que somos, los años que tenemos, lo que valen nuestros atuendos, lo que consumimos diariamente, etc. Todo tiene vinculación a un número, y éste refleja nuestro potencial, nuestro poderío, nuestra autoridad, nuestra vigencia, si fuera el caso, nuestras motivaciones y/o opciones…

Hay números por todas partes, para poner a los días, a los meses, a los años, a los que nos rodean, a los kilómetros de las carreteras por las que circulamos y en los domicilios a los que vamos. La cultura del número y de la matemática, muy práctica y útil para ganar tiempo y poder referenciar lo que realizamos, puede esclavizarnos y, de hecho, lo hace cuando no somos capaces de pagar facturas, cuando la crisis nos manda a la calle, cuando nos quedamos sin bienes materiales. Ahí, en ese instante, notamos que somos más números que nunca, pues no importa que el bien que perdemos sea esencial o no. No es lo mismo quedarnos sin teléfono, que es prescindible (algunos abrirán interrogantes aquí), que quedarnos sin casa, o sin desayuno, o sin poder pagar el alquiler o la ropa con la que vestimos.

Los números dicen qué tipos de ciudadanos somos, más allá incluso de nuestra cultura o actitud. Dicen si poseemos algo o no, esto es, subrayan nuestro grado de riqueza o de pobreza, y muchos confunden eso con ser o no ser. Lo que podría ser una ayuda, esto es, tener cifras para aproximarnos a la realidad, se confunde con la realidad misma, y así no hay manera de afrontar, incluso desde el plano subjetivo, coyunturas complejas como las que vive la sociedad hoy en día.

Vemos los datos que dan las máquinas, las que venden, las que expenden, las que nos prestan el dinero, las que nos dan lo que es nuestro, las que bareman nuestra productividad, las que atesoran lo que fuimos o pudimos ser, las que cuentan lo que albergamos en todos los ámbitos, a veces creyendo saber más que nosotros mismos sobre nosotros mismos. Los números son así. No entienden el universo de otro modo. Para eso fueron creados.

Por eso precisamente debemos ser nosotros, hombres y mujeres de este mundo, los que cambiemos esa vocación que hemos conformado por hábitos mal adquiridos. Los números, como los hechos, tozudos ellos, precisan de su contextualización, de sus elementos colaterales o principales. Hemos de contar las historias con todos los matices que sirvieron de influencia. Ésa es la razón por la que en los juicios, además de indagar sobre los eventos, se pregunta por su interpretación, para saber por qué ocurrieron de una determinada guisa.

En estos tiempos de una cierta oscuridad por causa de la crisis, de las crisis, por la ausencia de referencias fiables, es seguro que hemos de defender y de apoyar el lado más impresionante que tenemos, el que nos distingue, esto es, el humano, que se adereza de algo esencial en nuestra condición, la fe, la esperanza, la confianza en que las cosas pueden ocurrir y en que puedan suceder en positivo. Para que esto sea así nos hemos de ver desde el corazón, sabiendo que somos, porque lo somos, más que unos números, mucho más.




Un artículo de Juan Tomás Frutos.

SIN IDENTIDAD...





Te llamo amor, y no estás.
Ni tu voz ni tus caricias me acompañan, en estas largas noches de infinitos días;  no brilla la aurora ni la luna alumbra mi cama. Un espacio de sombras envuelve la memoria, y se mecen al compás de una nana histérica que saca sus garras y jeremiquea irónica,  abriendo con su melopea  arquetas repletas de recriminación.
Te busco amor, y no te encuentro.
Ni el calor ni tu cuerpo reconozco. Son claves perdidas, señales muertas de un pretérito  enterrado allá donde no hay espacio para averiguar la oquedad de tu resguardo. Callas y caigo. Y los ojos se vuelven ciegos y el cuerpo flácido dejado y consentido en una maraña de provocación, sumisión y desvarío.
No queda camino cuando el camino empieza donde yo termino.
Una pulsación se escapa alcanzando la cota más alta, una eternidad me cubre de sensaciones jacobinas, me eriza la piel, me siega el sentido, regresan las arcadas.
El telón cae con su pesado terciopelo. Se acabó la farsa, las caretas están en el suelo y entonces, entre pesares y pensares, desde atrás escucho tu tono sibilino pronunciando mi nombre…




*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*



domingo, 20 de mayo de 2012

FITO, SIEMPRE GENIAL....

FIN DE LA HISTORIA...





Me quemas el momento, el tiempo, la duda, la ilusión. Arrancas de un solo movimiento la semilla que empezaba  a echar raíces. Te vences ante la victoria y me conviertes en una marioneta.
Manejas mis hilos a placer, me dejo por pura cobardía.
Desgarro las madrugadas con las uñas buscando en algún rincón el sueño de tus brazos, subo escaleras que llevan directo al cielo sin cielo ni peldaños,  nado en mares negros de aguas podridas que son charcos claros de lluvias frescas. Y en una gota de agua, noto en los pulmones la asfixia.
No soy nada en tu vida y me empeño en ser un algo en tus retinas.
Estremeces mi corazón y crispas mis nervios en absolutos recuerdos sin hechos…sostenemos una nube con la punta de los dedos, entre supuestos, intuiciones y desechos.
No somos nada y somos un universo entero. Donde se puede encontrar alimento para nutrir  las almas, dejando anoréxicos los sentimientos. En un recurrente absurdo del quiero y no puedo.
¿Para qué tanta falacia?
Si tu mundo está completo y el mío huero, si en el camino solo nos encontramos de lejos y,  aunque nos vimos, aunque nos sabemos, eres tú el que fulminas con dos palabras todo el entendimiento.
Por más ganas que tenga de tenerte, por más historias tontas que me cuente. La evidencia es tan pesada, que hoy, en esta mañana, bajo del cielo, seco mi cuerpo y respiro un oxigeno diferente.
La tela de la alborada la coseré sin prisas un día de estos.


*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*


sábado, 19 de mayo de 2012

UNA VEZ MÁS...


y no me cansaré nunca de verla...



- ¡Hay cosas que no me gustan!
- Humm, a mi no me gusta ver la sangre correr y la traigo en las venas.

Candilejas...Charlie  Chaplin. 

UNA CANCIÓN...



Feliz fin de semana para todos...disfrutarlo.

UN PENSAMIENTO...


Estoy pensando en ti, de hecho es un ejercicio que hago todos los días, y me pregunto...¿Me ha visto alguna vez?
Ante ciertas preguntas que no tienen respuesta inmediata, solo queda la esperanza o ponerme un clavel reventon en la frente...¿me quedará bien?


*Rocío Pérez Crespo*


EL LABRADOR...






San Isidro. Huerta y flores, primavera en su esplendor, papelicos de mil colores, mariposas en su albor.
Y toda la gente en la calle, con las botas preparadas de buen “vinico” yeclano  que refesca los gaznates y alegra los encantos.

Las blusas arremangás, el pañuelo rojo al cuello marcando una tradición de música en sus adentros.
Habicas frescas de la tierra, tiernas, verdes y gustosas para acompañar a las carrozas en su desfile victoriosas.
Las alborgas colocadas adornando las pisadas de la huerta y su fragancia, ababoles y margaritas en las cabezas de las zagalicas… fiesta de blanco y rojo, de grana del tinto añejo como manto a los pies del siervo.

Libricos de oblea y miel, gaspachicos, queso frito con tomate, unas güenas gachasmigas servidicas en sarten  y ese puntico artesano del mantecao en la piel.
 Las carrozas en desfile, cargadas de labradoras. Trabajo artesanal de noches y tardes de cuartel,  filigranas que nos van dejando ese regusto de pueblo grato con tradición y poca escasez.
Risas… alborotos… cuadrillas…peñas… pendones asomando con orgullo en unas manos labriegas que has trabajado con arte el recorte y el engrudo con esmerada paciencia.
Y a to esto del picoesquina al centro una voz que resuena
- ¡ Acha nenica…!¿has merendao?
- una miaja man dao… pan con vinico y azucar y p`acompañá unas cuantas habicas que me comio hace un ratico mientras subia p`riba a ver los molinicos.
- Bomboncico, llévate cuidaico que como llegues a la casa con los ojos dormios la vas a tener con el papa que ya conoces como es el tiico. Malas pulgas se gasta el jodio…
Y con el fandanguillo yeclano sonando, otro año más he asistido a la explosión más colorida de una tarde de mayo en santa compaña de huertanos y el olor fresco de sus cantos.


*Rocío Pérez Crespo*






viernes, 18 de mayo de 2012

UN CUENTO PARA TI…





Pasaron los motivos, pasaron las ofrendas…quedó un cielo dormido sobre un  suelo de tristeza.
Callaron los sonidos ante tu  razón y mi conciencia, murieron en  tierra de nadie tus palabras y  las promesas.
Sí, se agotaron las paciencias, se partieron los afectos y nuestro mundo se partió en dos dejando a cada uno en  un camino sin regreso.
Troqué el verde que me cubría por unas cuantas manchas de sucios aspectos.
Sin fe y con los ojos hueros terminé cuando empezaba a sostener mi propio aliento. Así pasó el tiempo, despacio demasiado lento.
Pero una noche…
Me escapé con los reflejos de la luna encontrando en su cara oculta la verdad de mi existencia. Me esperaba con tejanos y una camisa a cuadros sentado  en una nube con las piernas colgando.
Me habló de amor y magia, de ilusiones y esperanza y dejó caer entre mis manos una estrella con puntas labradas. Me miraba con los ojos muy abiertos haciéndome  sentir que rozaba su alma y lo dejaba prisionero.
Con un chasquido de dedos borró la indiferencia que me cubría, y suplió lo impío de mis sesos con un cuarto de arrogancia y un kilo de sentimientos frescos.
Y entre el jade más puro y el índigo más limpio volvió el credo a mis estancias y la luz a mi mundo…aunque de vez en cuando sienta que solo  fue un sueño tibio en una noche clara de intenso frío.


 *Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*

jueves, 17 de mayo de 2012

ALGO QUE ME HA GUSTADO...


Tus sueños te pertenecen; son como tus hijos. Tienen que estar contigo; se hacen fuertes con tu fuerza y se debilitan con tu debilidad. No puedes dejarlos a libre albedrío y menos al del viento, que sopla cuando quiere. ¿Lo entiendes, verdad?




El penúltimo sueño (Ángela Becerra)

RICHARD BERGH...



Richard Bergh  (1858 1919) unos de los pioneros del arte sueco en las dos últimas décadas del siglo XIX. Pintor naturalista y paisajista.
Una tarde de verano nórdico, es un encanto.



CADA DÍA...





Solo necesito saber que estás en mi mundo, para comprender que te importo un algo. Preciso de un instante que a ti no te pesa y que para mí es importante. Y es qué recordar tu cara y esa mirada tan dulce, abre todos mis poros y me deja subyugada  en tu nombre.
Aclaro mis pensamientos derrochando madurez e intentando apartar de mi mente las caricias que en  sueños me despertaron ayer.
Ese abrazo que erizó mi piel hasta hacerme estremecer. Y tus labios, húmedos y calidos, que besaron los míos con tanto placer.
En un minúsculo fragmento destierro el pensamiento, borro el corazón y abro la ventana para dejar salir por ella, la ilusión idiota que alimento.
Y cuando creo que he ganado la batalla, y aprecio tu cara  desdibujándose  en mis sesos…se despeja el cielo de nubes y asoma radiante un azul intenso que me trae de nuevo tu aroma, mis ganas y  tu recuerdo.



*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*

miércoles, 16 de mayo de 2012

MISMAMENTE YO...




Patosa en formas y fondos, reclamo mi franqueza que hiere, como mil serpientes soy recibida por quien de miedo se muere.
También soy despistada y con eso tengo un agravio, el otro día me hacia ojitos un chico entusiasmado, mas cuando quise fijar la vista era una póster enmarcado, me quedé como pasta de boniato y colorada hasta el recato.
¡Manda huevos… vive Dios!… “pa” uno que me mira y resulta ser un adorno sin chinchetas ni  punta bajo un foco morado al final de una cafetería.
Me tomé la coca-cola como si fuera una aspirina, a ver si el efecto hacia quietarme de encima la vergüenza recibida, que bajaran los colores hasta quedarme sombría.
Que no me mira ni el “Tato” por tener cara de sandia… más tengo un corazón de oro que es toda mi valía.
Atesoro también un humor rico en matices y he aprendido con la vida que la mejor medicina es mirarse en el espejo y reírse con alegría.
No tengo buena planta, pues las midas son extrañas en una media nacional. Yo que soy hija de la patata y no del queso fresco con sabor a miel y panal, esos que se envasan en frasco chico y hacen tirada del chaval mas lambrijo… en mi época y mi momento si querías queso te comías uno de cabra, que decían que tenia calcio; más lo tendré acumulado en los huesos porque en la altura me quedé en el trecho.
Si me paso con la comida me nace un flotador maltrecho, dejando mi cintura como si fuera una luna, con el ombligo disparado asomando por la camisa y el pantalón para encástralo lo rocío con polvos de talco, así sube antes y me hago menos daño. Eso si, sin respirar, que como coja mucho aire exploto como una nuclear y de una cosa no me hago responsable... De los efectos colaterales a quien pueda matar.
Defiendo con ahínco mis ideas y tolero las demás.  No soy ni blanca, ni negra,  tengo mi color natural.
Tengo quien me quiere y cuando amo, amo de verdad…más como mujer me apetece que mis años luzcan con luminosidad. También poseo lágrimas que no me cuesta expulsar, dicen que son un bálsamo ante la adversidad y  yo por no llevar la contraria, pues eso, a llorar, por mí no quede las tengo y las he de usar.
Si me caigo me levanto como buen animal de campo.  Cuando el túnel está negro, yo lo engalano, a veces con luces más negras, otras con desencantos pero al final siempre un arco iris mirando.
Y con todo eso y un algo más tengo la esencia divina de mi identidad, tres neuronas que me funcionan y  ante todo y sobretodo… mi libertad.



*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*

Años después de escribir esto, sigo pensando y siendo la misma.

martes, 15 de mayo de 2012

lunes, 14 de mayo de 2012

JOHANNES VERMEER




Johannes Vermeer van Delf  (1632-1675) Pintor barroco neerlandes. Sus primeras pinturas fueron de tipo histórico, pero alcanzó la fama gracias a sus pinturas costumbristas.



CAMINO...




Hoy me voy.
Me quedarán unos cuantos regueros de tinta que me hablen de ti, la mirada atrapada en un sueño, la sencillez de un color, una canción que suena a tiempo y cien mil historias fraguadas en la imaginación.
No te diré adiós, ni volveré la cabeza cuando mis pasos se pierdan en la senda,  no te haré llorar  una despedida que está encerrada en una  sin razón.
Parto al fin.
Con las maletas vacías y los bolsillos huecos, apostando siempre por vivir. No hago trueques con el futuro y si pierdo esta partida con el sino que me otorgo mi camino, no regresaré… no. Los ojos seguirán  dormidos y, las voluntades en una extraña paz,  con tres partes de equidad y una de campos verdes donde poner sanar con un mínimo de seguridad.
Tampoco pediré permiso para desdoblar la carta que un día escribiste donde me llamabas soledad y hacer con ella un cometa que sea capaz de guiar la única  verdad.
Hoy, se despliegan las alas que no pesan y siento el viento mecerme una vez más, me dejo acunar por su santa pericia, en los cantos que llegan frescos desde la inmensidad…no respondo por mi nombre, ya no,  solo atiendo a la sensación de libertad.



*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*

domingo, 13 de mayo de 2012

UN PENSAMIENTO...


La vida de vez en cuando nos regala cachitos de sueños. Sentirlos es una delicia, intentar vivirlos, un tormento.

*Rocío Pérez Crespo*

LA ROTURA DE UN EQUILIBRIO…





Me lías, me lío, subo, desciendo. No sé que me está pasando. Es la turbulencia de querer y no poder o de poder y no saber. La sensación abigarrada de la confusión, de la equivocación, de la falta de información.
Te miro, me miras, me sonríes. Y no es nada y es mucho, se restan los segundo se suman los minutos, las horas se acortan, el tiempo se para y luego de golpe todo vuelve a su origen. Millones de distancias, mundos  de incógnito, sibilinas estancias…espejos, cristales, periodo opaco, huracanes, serenidad… ¿Qué pasa?
Soy, no soy. Te extraño, no me acuerdo, estás, dejas de estar y te sigo viendo, siempre te veo. Te veo en mi vida, en mis sueños, te veo en mis temores, en los terrores y en el mismo miedo. Me convenzo mil veces cien que el error es mío, por reflejarme en un sentido donde no me siento captada y, de pronto llega algo que de nuevo me presta el sueño y me rompo, y crezco y me caigo y desaparezco.
Minimizo…se quiebran las ganas.
No padezco obsesiones pero me obceco contigo y me pregunto hasta ahogarme en lágrimas… ¿me lías o me lío?
Sé, que no me he engañado tanto, hasta ahí llego…pero ¿llego?
Sea como fuere,  me digo adiós y llamo al olvido.


*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*


sábado, 12 de mayo de 2012

FELIZ FIN DE SEMANA PARA TODOS...



Hoy toca una canción de antaño, con una letra preciosa en la voz de un chico que es como el vino, con los años...con lo años...uf...schssssssssss. Besos.

viernes, 11 de mayo de 2012

SOROLLA...



Joaquín Sorolla y Bastida, pintor valenciano (1863-1923),  luminista. Indudablemente la luz de su obra es francamente una delicia.
Hay uno más de este artista en la derecha del blog.


TE DIBUJARÉ CON MIS DEDOS, PARA RECORDARTE SIEMPRE…




Te he esperado…

En los atardeceres anaranjados de mi tierra, cuando el cielo se hacia dueño del horizonte y dejaba un aroma intenso a romero. Sentada en los tejados, iba anotando en mi libreta tu lindeza y mi agonía, entre lejanas sales marinas y vientos de oeste cercanos.

Te seguí  aguardado…

En las lluvias que desprenden las hojas de esos rojos otoños, puntas de estaño que cubrían mis ganas con melancolías, haciendo regueros de tinta y poesía, paseándose holgadamente, entre sueños de esperanzas y realidades de mentiras.

Siempre mirando al sur…

Llegaron las nubes tapizando mi techo, calladas y solidarias vistieron mi pelo, y un minuto silente y eterno rompió en mil pedazos el viejo diario y el ramo de sueños. Entre surcos tatuados por el tiempo, solo dejó la semilla del recuerdo.


Y aquella  primavera…

Regresó para hacer brotar aquél grano que se quedó rezagado entre estados y momentos. Igual que los ababoles, el pigmento volvió a mis mejillas y el castaño a mi cabello. Pegué cada fragmento de lámina y rescaté  entre los escombros el vetusto tintero, para dibujarte con mis dedos y  vagar por tus adentros con la fuerza de los remolinos que traen los vientos hechiceros.

Por fin te encuentro, eres tú.



* Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*