martes, 30 de agosto de 2011

NO PREGUNTES...

No me preguntes donde voy
Vestido de calle, agua azahar
Ni mires mi cara, es ficticia
No son mis ojos, ni mí pensamiento el tuyo

Dos extraños, tan pegados el uno del otro…

Deja que vaya, que vaya…
Son necesidades no entendibles
Vuelos y revuelos en mi cuerpo
El asentir de mis manos, el dormir de mí pecho

Amada lejana, cercana de pensamiento
Te siento en el viento, huelo a jazmín
Calido huerto que es tu cuerpo
Manzana prohibida de mí lamento

Tan lejanos, tan pegados…

A ti voy, a tu encuentro, a tu encuentro
Atrás se haga la noche, torbellinos y desconsuelos
Se pare el tiempo, que espume y seque lo ya roto
El jardín de los tiestos, en otro cuerpo

Llegare vestido de calle, agua azahar
Mirándote a los ojos y, en mi boca
Mi eterno, amar…


*José Manuel Salinas*
D.R.
(Imagen bajada de la red)

lunes, 29 de agosto de 2011

MI NO SABER, ANA...

No se escribir, porque si supiera
Tendría sed, bebería del llanto
De las aguas caídas del cielo
De la nube de tu cuerpo, haría retrato

Las cenizas serían polvos blancos
Precioso tulipán, crecido destacado
Serias la envidia libre de mis letras
Lo atrapado de mi pensarte

El suspiro que embriaga, la letra escarlata
Serias el ave que desde su altura, me mira y destapa
Un corazón vivo, el mío de niño
Un cuerpo existente, el tuyo

Un amor eterno, el nuestro…

Y yo sin saber plasmarte.


*José Manuel Salinas*
D.R.

jueves, 25 de agosto de 2011

LA NOCHE ME BUSCA...

Ya viene la noche, galopando en sus misterios
Negro caballo de miedo, sin ojos, pero certero.
Azabache con guadaña, un tétrico lacero
Marcando los destinos, quitando respiraciones
Segando por el cuello con tino perfecto…

Soberana implacable, real como el sol
Haciendo de su tiempo, la pertenencia sin error
La veo venir gallarda, en vuelo su capa tizón
Jinete hambriento de sangre, de huesos sin corazón

Esta noche es para mí, siento el hedor
El frío brillante del acero
Solitaria sonrisa macabra del justiciero
Relinchos que asustan, proclama de mis recuerdos

Que me lleve, castigo de mis daños
Ahora perdidos, jamás perdonados
Será de corte limpio, sin migajas carroñeras
Que hasta los buitres se queman en el profundo Averno…

Yo espero, cagado de miedo



*José Manuel Salinas*
D.R.
(Imagen bajada de la red. Doré)

lunes, 22 de agosto de 2011

YO SOY YO...


No creo en la eterna juventud
Esa de piel tersa, dedos rectos,
Labios enteros en cuerpo sin mascara,
Pureza extrema de dulce caramelo

No me van los perfumes que atontan,
Los que sin querer (o queriendo)
Embriagan el pensamiento, cubriéndolo
De glorias, de fines inciertos

No quiero ser doble, ni sombra pisada
Ni tentempié de día sin horas
No soy mensajero de palabras impuestas
Ni el cobijo inerte, pegado a tu almohada

No soy hombre vacío, tengo un ayer…
Solo sencillo, cual flor silvestre no preciada
De aroma distinto, de suave fragancia
La edad va conmigo, sin disimular  marcas

Soy lo que ves, el sudor brillante
Los ojos húmedos, claridad de vida
El pensamiento en su sitio, el mío
Crianza interior que no ciega

El que quiere, me ve,
El que se acerca, me tiene
El que habla, tiene mis sentidos
Dichoso y lleno estoy…

Sin creer en la eterna juventud
Que bello me siento, de lo vivido…



*José Manuel Salinas*
D.R



OLOR A LAVANDA...

Como la rosa que llevas prendida en tu boca, dormirá su fragancia en leves notas ecuménicas…extracto altivo de una propiedad que queda restada del pretérito dúctil de tú virginidad…
Las livianas manos rozaran de nuevo esa piel perdida, alcanzará el cenit al dormir sostenida por un recuerdo sereno y  el beso  suave con sabor a guindas. Espliego y lavanda, canela y savia…de eso estás formada, tú mujer, que tanto amas. Que tanto dolores guardas, que tantas penas tragas y tantos sueños vives con la mirada prestada…
La tersura quedó velada por los pliegues en aquel cuerpo irreverente que hacia brotar los suspiros de las gentes, más… hoy, tú mujer, eres la simiente que se atreve al deseo en los brazos fervientes, de esa pasión dulce sin tímida entrega que hace que la flor nazca y desprenda, como volutas de humo, su excelsa primavera.
Tú mujer, rosa blanca en las esmeraldas praderas, arropada por ese azul infinito…donas sin perjuicios todo aquello que avalaste con mimos…con ternura, con dominio, dejas volar tu alma y le das cobijo al cariño.


*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos Reservados*

sábado, 20 de agosto de 2011

NADA...



Cuando el vacío se impregna de todo
Produce  el hueco enorme de la nada
No se encuentra el sentimiento, ya perdido
Disipado en el ayer, secuela visible marcando el hoy

Llantos, angustias que fueron,
Amor que existió, abrazos sin recuerdo
Llama humana que encendida extinguió,
Preludio anticipado, de invierno en corazón

Helado el latido, muere el alma,
El día y su luz, la flor y el aroma
La poesía ya no es cómplice, emborronada
Mortaja acoplada, del no sentido

Se pierde el norte, el sur no calienta
La mente atrofiada, en cuerpo yacente.
Del nada

El vacío es nada, nada…


*José Manuel Salinas*
D.R
(Imagen bajada de la red)
 


jueves, 18 de agosto de 2011

NO TENGO PAZ...



No tengo paz, mi tranquilidad voló
Como emigran las golondrinas, alas desplegadas
Buscando horizontes, tan distantes
Tan cercanos, en el mismo cuerpo

Hoy me has besado, tiernos labios
Los he sentido húmedos, suaves
Caricias dominadas de dos carnes
No me he movido, no te he besado…

Desgraciado de mí, ahora me pienso
He vuelto la cabeza y ya no estás
Desaparecida e invisible como el viento
Oscuro como la noche sin el astro sol,
Perdido me encuentro, como la luna en el día

Apretando mi boca en dolor
Mojando mis mejillas con los cristalinos
Líquidos de mis ojos, dejo soltar el suspiro
Un  beso ya helado, posado en el viento…

¡Ahora! ahora ya no vale,  no te encuentro
Dulce y ágil golondrina, dueña de ese beso
Posado en tu cielo…


              *José Manuel Salinas*
                               D.R
                           

miércoles, 17 de agosto de 2011

SOLO HAY UN CULPABLE...

Huerta de naranjos me encuentro
Embriagador azahar que me envuelve
Pureza en sabor y color, (por mí vista comidos)
Manda la tranquilidad y la de los míos…

Entrando en el recuerdo del ayer
Azul de brisa marina, salada
Cargada de humedad, maldad
Palabras escupidas sin dirección
Intentando dar, sin dar, jamás…

Tormentas de otros mares
Zozobra de sentimientos,
Valores recomidos por ahogados
Perdidos del sentido… su frontera

Mal marinero, de equivocados puertos
Calores ficticios, necesidades supuestas
Llora tus heridas sin más culpable
Que tu inmensa flojedad

Agua sal que cierra las heridas (las del cuerpo)
Las que duelen, esas no sanaran
Capitán de barco a la deriva,
Es tu culpa, déjate ahogar en soledad…

Huerta de naranjos me encuentro
Embriagador azahar que me envuelve
Pureza en sabor y color, (por mí vista comidos)
Manda la tranquilidad y la de los míos…



*José Manuel Salinas*
D.R 

 

domingo, 14 de agosto de 2011

HIPOCRESIA...

Virtudes envueltas en falsas modestias
Donde se halla la humildad de puertas afuera
Ánimas elevadas a unas eternas conciencias
En  estados superiores donde lo impuesto se venera

Por dentro la rabia brama con total dominio, hiere como clavo.
El dolor por reflejar ante el espejo los rostros inherentes
Trueca al libre poseedor de su potencia, en un mero esclavo
De tener que ponerse el vestido alevoso para marcar simientes…

Con esas se desprende de la realidad de su interior…su humanidad
Sacando la sonrisa serena para aparentar una absoluta conciliación.
Un tornasolado en cualquier charco donde mirar y aprobar su docilidad
Dando la imagen al mundo de un abstracto poder de comprensión…

No hay libelo en sus muros, ni aquilón que los despeine…
Son ornatos prepotentes que se nutren de las cadencias de la gente.
Juran no vindicar agravios con espadas, solo amor ferviente
Pero atesoran  un guante cárdeno que cuando acaricia…miente.

Hállalos en cualquier rincón, agazapados en sus guaridas
Que te otearan  con los fanales muy abiertos y las pupilas encendidas…
Solícitos a tu presencia,  las manos extendidas.
Picotean tu inocencia, violando tu sinceridad con quejas escondidas.

¡Ay… que vida ésta Dios mío, más jodidamente jodida!



*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos Reservados*

miércoles, 10 de agosto de 2011

DESNUDOS...DUETO.

¿Acaso no has sentido mi piel pegada a la tuya? ¿El aroma de mi cuello? ¿La frágil silueta de mi boca al rozar tus caricias?...acaso ¿has sentido mentiras?
Cuando mi cuerpo se desnuda soy la más pura y genuina, porque a la misma vez que me despojo de mis vestiduras dejo mí alma en altura. Cuando te miro a la cara y beso tus ojos, mis vocablos silentes te dicen lo que realmente siente mi mente, lo que palpita en mi pecho…el sueño de tenerte.
La dulzura de tus manos, el calor de tu abrazo…el momento más vehemente rozando la escala primorosa del amor menos amargo.
Soy dúctil en tus caderas, irreverente ante el movimiento fiero que me acecha, escollo de todos los aromas y elogio del hombre al que adoro…tú. Tú que me miras y me preguntas si te quiero solo un poco, aprende a mirar los sentimientos cuando son tan veraces como el mistral frío y violento que nace presto para sofocar calores…

Ventana abierta de sentimientos, puente de aire fresco, limpio en pensamiento…
Amada de corazón, de mente y cuerpo…

Me faltan las palabras, no entiendo de premuras y lamentos, solo la verdad es una,
Clara, fiel y necesitada en mi vivir; lo que dices es tan cierto como la suma infinita de nuestros besos, el roce de nuestra piel, el gemido escapado de dos personas tocando el universo. Es tu espalda de finas formas, mi pecho hambriento, mis ojos desorbitados ante el primor de lo más bello. Desnuda te presentas, con voz silente, dichoso hombre que te ve como su mujer, te acaricia el alma y fusiona en mente, hombre que se hace pequeño, se arrodilla ante ti, y con la voz del infinito interior, lo mas puro y decente, con la mas impoluta virginidad del ser humano, con su viento azul guiado, lo que te quiero y amo
Que sea hasta el fin del fin.


 *Rocío Pérez Crespo*
*José Manuel Salinas*


(Imagen bajada de la red)

domingo, 7 de agosto de 2011

BATALLA PERDIDA...

Maldita sensación (creencia supuesta) que me corroe
Me mina, me desfigura y deshace,
Legión de gusanos hambrientos, a la conquista
De cuerpo inerte, campo de batalla dispuesto
(En oscuridad solitaria de terrosa humedad) 
Sin resistencia de mis sentidos, sin moverme
Frágil mente que en el último suspiro doblegas y rindes.
Ni fecha, ni hora...

Me señalo, (suerte agria) abrazo frío, aliento maloliente
De beso escarchado, fluidos solidificados de una
Amante impuesta, promiscua de todo ser
(De igual condición, sexo, creencia o religión)
Preñada de eternidad, de sombras y silencios terrenales
Infame egoísta que no sacias, ley humana respetada...
(La única verdadera)

Ahora ya acomodado en tu forzoso destino
Presentado y aceptado en la comuna creciente de los tiempos
(Todos somos iguales y uno)
Dejado todo en el ayer y sin olvido
Esperare...
(Creencia supuesta)



*José Manuel Salinas*
D.R.

 (Imagen bajada de la red)

viernes, 5 de agosto de 2011

CANTA EL ALMA...

Sin ornato, desnudo de toda tela
Bajo la memoria de la presencia
Un hombre enciende una vela…
Una llama  tímida  y meliflua…límpida.

Sin colores, vacío de todo viso… se sienta.
Tiene la magia en sus manos
En sus ojos la luz de la inocencia…
En su camino, la esperanza perpetua.

Con amor, latiendo en su pecho un son
Rememora el pretérito más templado
Una lágrima rueda por su rostro desgastado
Y una media sonrisa, cala despacio…

Ha llegado el momento de emprender el vuelo
Y encontrar en lo primigenio, el regusto de lo autentico.
Las alas se despliegan en aros plateados…ante su soledad
Una gota de sudor resbala cuello abajo.

Un plumín rasga el legado, un sentimiento queda plasmado.
Entre olores de vidas ajadas y sabores de tiempos tempranos
La palabra toma contacto con la memoria velada de los años
De aquellos ratos lozanos, de aquellos cielos prestados…

Y despacio, sin prisas, ni intromisión, ni duda
Aparecen ante sus ojos otros ojos hechizados…
Un momento que nace presto, para sucumbir a los encantos
A dibujar sobre el pergamino, lo añorado.

Ha nacido un  poeta…clama el firmamento su canto.


*Rocío Pérez Crespo*

Dedicado con todo mí afecto a José Manuel Salinas
Un gran amigo de mucho tiempo y una gran persona. 

*Derechos Reservados*
(Imagen bajada de la red)






jueves, 4 de agosto de 2011

UN RINCÓN PARA ANA…

Voy bañándome diariamente en la espuma de caracolas que creo, son mundos paralelos donde tengo ventaja sobre mi cuerpo.
Entro cada mañana con los pies descalzos, intentando encontrar un halo de paz moviéndose incasable sobre mi pecho. Me siento en un rincón con mi mente desnuda y acaricio instantes de infinita tranquilidad al cerrar los ojos y pensar que hay una vía factible de libertad, donde desplegar unas alas…donde volar en plena calma…donde…
Acidia volver al mundo de los vivos, proclive a la transformación más mundana, que no es otra que no sentir beldad, más que en algún efímero instante.
Pondero ante los escritos más sublimes y me enervo contemplando tu cara.
Es un delicado estado entre lo invulnerable y lo inerme…jacobino por una parte y por otra una romántica absurda que busca y rebusca sin hallar esa premura…todo gira ante mi  pausado…como el vuelo sereno de una pluma que la mece el viento.
Son pretéritos aislados que de alguna manera golpean mi raciocinio, e intento jalonar los desvaríos para que duela menos ese pasado.
Irresoluto e indómito es el estado encontrado para volver lentamente sobre mis pasos a esos ángulos donde nada hace daño.
Y allí cómodamente sentada contemplo la magia; de un posible sin futuro, de unas marcas de agua. De un beso profundo, de unos brazos que abrazan. De un corazón enamorado, de unos verbos con metáforas…de una verdad imperecedera, de unas llagas que ya no sangran. De un reloj que da la hora, de un silbido que trae tu nombre…de una mascara desgastada.
No creo en sueños, ni en milagros…pero insensatamente, sí creo en ti.


*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos Reservados*
(Imagen bajada de la red)