sábado, 31 de marzo de 2012

ERES MIO...






Déjame sentir  tu aliento sobre mi cuello.
Esos labios ardientes llegando calientes hasta mi boca,
silenciando las palabras, dejando un reguero de savia,
que cubra mis sentidos al paladearte con tantas ganas.

Sintiéndote…

Toca mi cuerpo con esas gracias que despuntan por tus yemas.
Vísteme con tu piel, hazme tuya en la cama,
que me abra con una rosa fresca y lozana, otorgándote
la dicha de penetrar en mi alma…

Amándote…

No pares de cabalgar por mis llanuras. Quiero apreciarte,
donde las entrañas guardan sus profundidades
y, nadar en aguas saladas aferrada a tu santa espalda,
cruzando mis piernas a la altura de tus  gráciles caderas.

Gimiéndote…

Besa cada parte de mi piel como si fuera la primera vez,
rompiendo en los albores la magia de tu querer,
devorando cada suspiro de vehemente dicha, como,
si fuera la última vez que nos alimentamos de nosotros mismos.


*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*





MARIONETA...





Vanos hilos me sujetan porque no se ven ante tus ojos. Descuadrada silueta donde no se refleja la autenticidad de mi nombre.
Opulencia de risas frescas en una dualidad ávida por esconder la tristeza que me recome; al comprender que no soy yo la que marca, ni el todo ni el nada del mundo que me compone.
Escondido queda el recuerdo de ser diferente al resto, ahora que me doy cuenta, me han pintado con los colores sobrantes. Un vestido rojo,  unos zapatos mugrosos…los sueños enjaulados y la razón: en un oneroso esfuerzo por liberarse de la pugna salvaje de lo que siento y lo que soy.
El espanto que vomita por evadirse un instante de la realidad donde habito, en este cajón que me cobija, donde he dejado media vida; se enredan los hilos que no captas pero que están clavados a mi cuerpo como espinas.
Sencillamente vivo, porque alguien bautizó con ese apelativo al hecho de hacerlo…


*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*

AQUÍ YACE...





Yace detrás de ésta losa el color de la amapola y el azul de un mar estremecido...duerme el poeta. 
Sobre su pecho,  sus blancas manos de azucenas y, engalanando la mortaja cárdena, tres diamelas: una por la tinta derramada, otra por el sol que vertió en miles de esperanzas y la más sagrada, el amor que reconfortó su alma castigada.

Yace el poeta... entre limoneros y azahares dormita en singular descanso las letras esparcidas por los aires y, una suplica, se escapa de los labios de los amantes...                
“Tú que pariste tierra nueva, ofrenda de mil caminos recorridos, dejas en mi halo sentido, todos los vocablos que te sirvieron de estandarte”.


*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*

viernes, 30 de marzo de 2012

FELIZ FIN DE SEMANA...



Viniendo esta tarde de Murcia, de pronto me he acordado de esto...¡cuanto tiempo! y, que recuerdos.
Pausa en el reproductor, recordarlo.

ALGO QUE ME HA GUSTADO...

Dios por la felicidad del hombre, inventó la fe y el amor.
El diablo, celoso, hizo confundir al hombre fe con religión y amor con casamiento.

Machado de Asís
(Poeta brasileño)

MI PRIMAVERA...





Como el sol a tu piel, fiel fijado a tu imagen,
brilla la mañana como nunca, trocito de infinito,
adormeces los sentidos, acobardando las dudas,
haciendo perenne la sensación de plenitud,
es tu presencia, tu estar, magnificado color…

Vienes con inigualable paso, es música,
despojada de simplezas, arrinconando lo vulgar.
Subida en taconeo, gráciles movimientos de feminidad,
de ojos ajenos, sensación callada en portada coloreada,
figurín de sus envidias…

A tu lado, siempre a tu lado estoy,
eres la eterna primavera, sencilla calidez en tu rostro,
pétalos nacidos al cobijo de tu  mirada,
inigualable flor, abierta de mil sensaciones,
aromática huella de espaldas vueltas, embriagado
balanceo de tallo erguido, asilvestrada diadema en pelo suelto
acomodo de infinitos pensamientos…

Me brilla la mañana como nunca
agraciados mis sentidos en verde esmeralda,
arropados, cubiertos por el manto sin disimulo
del amor…

Eterna primavera vestida de verde,
tejida bufanda, lazo  eterno de dos…



*José Manuel Salinas*
D.R.





UN PASATIEMPO...¿JUEGAS?



Érase una vez que se era…tres hermanos caballeros.

Los tres eran honrados, valientes, guapos, altos y ardientes.
Vestían jubón dorado con túnica blanca y adornaban sus cuerpos con recias cota de mallas;  en los pies calzaban sandalias y, una promesa llevaba prendida en un brazalete de lapislázuli labrada.
“No desenfundaras tu arma a no ser que sea en la liza y bajo la mirada del dios que abrazas”
Uno llevaba arco a la espalda.
El otro, una hermosa lanza.
Y el último portaba la espada  labrada sujeta a su faja.
Iban por el camino, subidos a sus altas jacas, cuando un mendigo saco la cabeza por entre las zarzas.
Después de mucha confusión entre preguntas y un grito fiero, el pobre hombre partió al cielo con una herida abierta en el pecho, ya que los tres hermanos confundieron al mendigo con un asaltador de caminos con avariento de sacas.
Nadie desenfundó su arma, pero uno de ellos mató al mendigo rompiendo así su palabra, que entre gritos fieros como digo, partió presto al cielo con el pecho partido… ¿me puedes decir quién de los tres ha sido?


*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*


jueves, 29 de marzo de 2012

MIENTRAS ESTÉS TÚ...





Estaré mientras estés tú, el día que te vayas, seguiré estando hasta darme cuanta que te has ido. Entonces, hurgaré por tus recuerdos para vestirme por dentro de verdes quimeras y, sobrellevar la ausencia que dejará mi corazón vacuo y sin vidas.
Hasta ese día, amaneceré cada mañana con tu nombre en mi boca y tu cara en mi conciencia. Me nutriré de estados sedosos formado por sueños y recodos de tiempos absolutos. 
Seguirá sonando esa música que me trae tu perfume, calida, suave…sin estridencias. Y volveré a mirar al cielo con la misma jaculatoria que emana directa de este alma.
Y es qué, cuando se ama, parte de la tontería que se lleva pegada, aflora sin perjuicios  reventando contra la nada. Dejando secuelas infantiles en una madura coraza y, así nos vamos dando cuenta, que crecer está de más, cuando el amor llama…


*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*

ENTRE BRUMAS...






Es la luz del atardecer quien me trae tu recuerdo. El tiempo, el insondable tiempo, que me adormece entre nubes y brumas de espirales inciertas.
El estado aletargado de mi cuerpo, en pos de un refugio mayor, más grande, menos denso; donde pueda mirar sin miedos, ni disimulos, esos ojos oscuros que son,  puro hechizo de la miel, del esplendor  que llevas dentro.
Así, pegada a tu tuétano, dejando ver entre risas placidas la unificación del tronco del roble con el que estás hecho, plantar mi semilla entre tus raíces y ser, con derecho y sin reclamos, las ramas y la base de la tierra que pisas.
Una puesta de sol más, otro sueño que se escapa…


*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*

miércoles, 28 de marzo de 2012

PEGADA A MÍ...





Son tiempos vividos.
Estaciones y colores, sueños y desvelos. Plenitud, carencias, luchas y sosiegos.
El recuerdo retroactivo me baña en mil sensaciones, en nenúfares verdes con duendes en sus ramas: cuando quería ser princesa vestida de gasas rosas y, en el cielo brillaba solitaria una estrella que me guiñaba un ojo antes de irme a la cama. Mis zapatos de charol, mi comba, mis recortes de muñecas. Y un enorme vaso de leche y cola-cao para las meriendas. El sabor de la mermelada.
Mi gente, mi gente…mi abuela.
Cambió el marco y dejé el charol y la gasa para enfundarme unos vaqueros. Libros, lapiceros y ese primer amor que marca sendero. Llegaron las lágrimas, las frustraciones, las mascaras. Pero conservaba la esencia de ser la heroína en mis batallas. Comencé a madurar prendida en mi rama.
Ya no estabas tú que eras mi alma.
Luego aprendí que sin estar, estabas. Y los suspiros, y las carencias, y los momentos y las entregas. El tronar de los cielos y la lluvia empapando mi almohada. Mis dos hijas, ésta bendita casa y, la soledad que me abriga desde la alborada a la luna blanca que ilumina mi estancia.
Tanto caminar, tanto aprender, para no saber nada. Para darme cuenta en esta mañana, que las cuatro décadas y media, son un punto insignificante en la estela de una vida con poca gracia. Dónde se empieza con mil ilusiones, mil abrazos…siendo una nana y, se completa entre boleros y rapsodias con escalas intermitentes que no se entienden y,  a mi no me aclaran.
Eso sí, sigo siendo la heroína de mis batallas.
Y sigo avanzando y sigo madurando. Con pocas esperanzas y algún que otro sueño medio gastado. Ahora sé que los precipicios son peligrosos y los rápidos de un río traicioneros…que al sol no se le puede mirar de cara y que si metes los pies en el barro, te manchas. Que los elfos, los duendes y las hadas, quedan geniales en los libros y sus mundos de colores de plata. Traspasarlos a esta vida, seria un despropósito sin ninguna ganancia.
Sé que los jardines esconden abrojos y alguna que otra cucaracha y, que cuando duele la tripa, ya no hay manos que te calmen las entrañas. Quedan pocas ilusiones y, alguna que otra interrogación anquilosada. Las ganas, la rabia, el dolor y el momento de la decisión de no ser esclava ni tan siquiera de mis pensamientos.
Sabes que lo quiero, aunque no le diga, ni me diga nada.
Y tú, sigues pegada a mi áurea.


*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*

martes, 27 de marzo de 2012

A OSCURAS...






Dónde quedaron las ilusiones de esas dos almas limpias,
en qué campos cayó granizo perforando lo genuino.
Qué hielos obligaron a reducir a polvo todas las lumbres,
dónde quedó la fecunda simiente de los abrigos perpetuos.
 
 
En mi interior queda una llama, con la nimia fuerza
de una lucerna, apenas da para leer mis pensamientos
y, en la opacidad del sentimiento me voy defendiendo,
estructurando  mi vida con oníricos  momentos.
 
 
Te echo de menos, amor, cuánto te echo de menos…
 
 
*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*

lunes, 26 de marzo de 2012

ENTRE CALAS Y CAÑAS DE INDIA…


   “La vida puede ser una inmensa cloaca o un hervidero de posibilidades” 
Delante de un vaso de bourbon sin hielo y, sonando en el ambiente Sweet Jane de Lou Red, con esa voz que a mi, particularmente, me hace recordar la espesura y lo cargante; el capitán Do, arrastrando los pensamientos, recordaba el mismo capítulo de su vida mientras hacia girar su vaso sobre la mesa de teca. 
Era una tarde de primavera, tibia y perezosa, se apreciaba el olor de las cañas indias y las calas que estaban plantadas por toda la terraza en macetas de barro. Del techo de troncos barnizados, un ventilador rustico daba vueltas a una velocidad casi inexistente. 
El capitán Do, era un hombre que rondaba los setenta años, alto y ancho como un armario. Viudo desde hacia treinta y con un carácter que rozaba casi lo melancólico y la profundidad. Se había ganado el nombre de capitán, por su afición a la pesca del sirulo que cada año organizaba desde que tenía veinte años, cuando su padre, campeón de la zona, le otorgó el testigo, después de que un accidente laboral lo dejara como un vegetal cinco años, hasta que Dios, se lo llevó.
En realidad Domingo Martínez, se había ganado la vida vendiendo seguros. 
Rellenó de nuevo su vaso. La mirada se le perdía en un abismo, en algún punto tan lejano que era imposible hallar un atisbo de vida. Bebió un largo trago y carraspeó en un acto reflejo. 
   “Los pensamientos son como caminos, cuando entras en uno de ellos, tienes que andarlo para llegar a destino” 
Mi voz atravesó la coraza con la que se había cubierto tantos años y nítida, se posó en sus oídos. Levantó los ojos y una media sonrisa mostró la ironía de la petición. 
Me acomodé en el balancín para centrarme en ese mundo que solo él conocía y, en el cual estaba muy interesada. 
     “La conciencia es la voz más dulce y más amarga con la que el hombre tiene que vivir” 
Lo volvería a hacer mil veces, si mil vidas me otorgasen. La santa encarnación del bien durmiendo en la misma cama. Abnegada mujer de aroma suave y limpio, con esas manos como porcelanas y los ojos con tales destellos que al mirarlos me acercaban al mar. 
Puta… 
La que planchaba mis camisas y hacia la comida diciendo entre sonrisas que era puro amor. 
Soberbia puta. 
     “La realidad muchas veces la enmascaramos con rutinas” 
Cien gotas de sangre no valieron para calmar mi furia y, sentí un gozo sublime cuando note como su cuello se partía entre mis manos. Cuando sus ojos dejaron de tener esa luz y solo quedó en ellos el pánico, el despojo en el suelo, fui tremendamente feliz. 
Había repartido justicia. 
     “El hombre es un trastero que apila lo que no vale y quiere hacer casa con ello” 
Me bebí las últimas iras, desmembrando su cuerpo y despellejando esa maldita piel que había sido cuna de tantos hombres. Hoy me sostengo rememorando esa tarde de invierno. El calor de los leños en la chimenea, las ventanas nevadas y la mortecina apariencia de saberse superior a mi. Me estuvo mintiendo desde el día que nos casamos. 
Embustera. 
     “La justificación es una indicativo de lo mal engendrado” 
Desde entonces tengo las mejores calas y las cañas de indias. Le gustaban mucho, hice honor a sus flores, se alimentan de su podredumbre. Denunciar su desaparición fue sencillo. Todos, menos yo, conocían su destreza con las braguetas. Dieron por hecho que se había largado con el primer tío que se lo propuso. 
 A día de hoy, me siguen trayendo bizcochos y, mirándome con pena, de alguna manera, ellos creen que mitigan el dolor que me causó su marcha. 
 ¡Si supieran que desde ese día…! 
     “El hombre lleva el mal dentro y se jacta de él” 
Treinta años…la muy puta. 
     “Si al prestar atención no oyes nada, es que estás muerto” 
Dejó de pensar. En su cara se dibujo el temor… 
- ¿Quién eres tú?
 - Tengo tantas caras y tantos cuerpos como moradores en la tierra. 
Sus ojos se estrellaron con los míos, vio su figura retratada en mis retinas. La monstruosidad de su conciencia chocando con lo hilarante de mi rostro. 
 Mi rostro, la dulce y suave expresión de lo eterno… 
     “Tormentosas almas gastáis los humanos” 
     “Ni tan siquiera donde vas tendrás la paz que necesitas” 


 *Rocío Pérez Crespo*

martes, 20 de marzo de 2012

AUTENTICO...

SI TE PUDIERA MENTIR…



Si pudiera fingir lo que siento dentro
no notarias el pálpito que asoma a mis labios,
ni hallarías el espacio para unos besos.
Sin embargo, me pierdo...

Si fuera capaz de hacerme la indiferente, 
de pasar por tu lado como si no existieses,
rozaría la plenitud de la opacidad, sí
más no verías mi vulnerabilidad...

Respiraría,
no tendría miedo.
Todo seria perfecto.

*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*

EN EL DIVÁN DE FROID...II


No puedo escribir nada. No sale nada. Tengo el interior alborotado, la sensación de circo con malabaristas, un escupidor de fuego y algún que otro payaso tocando la pandereta,  no me la quita nadie
¿Sabes? Dicen, cuentan… que la vida es una montaña rusa, igual estás arriba que abajo,   pues bien, yo parece ser que me quedé en el túnel del terror.
No es normal hacer las cosas quitando lo personal y dejándolo todo expuesto a un global sin intereses. Para empezar si queremos que algo funcione, tiene que ser personal… ¿Qué malo hay en que sea personal?
¿Y por qué te digo esto?...pues porque para escribir se necesita de una media paz, tranquilidad, sosiego, silencio,  llámalo como quieras y no en un hervidero de sensaciones jugando la conga con tus sesos. No sé escribir sin sentimientos y a la medida de gustos. No soy un patrón de tela que se pueda ajustar a una talla.
Cierto es qué, no todo lo que expongo son experiencias ni sentimientos vividos. Pero sí dejo un algo de mi esencia en ellos. Mi propia captación, mi empatia, mi afinidad con miles y miles de historias que me han contado, que he visionado, que he escuchado y, que he soñado. Porque aunque no sea una soñadora compulsiva, de vez en cuando, me permito hacerlo.
Me dicen que no escriba tan profundo, que muchas personas no saben leerme desde ese abismo, me tildan de frustrada, de depresiva…vamos que soy la prosista maldita del siglo XXI. Y no se dan cuanta que si eso fuese cierto, necesitaría cinco vidas longevas. Una entera para poder vivir tantos sinsabores, amarguras, dolores y engaños y, las otras cuatro para poder asumirlo sin morir en el intento.
De alguna manera me ha coartado. O me he coartado yo por escuchar sandeces y darles crédito. Que esa es otra…A ver a cuento de qué me tengo que guiar de las voces vetustas que se definen a ellos mismos como buenos poetas. Yo no soy poeta, nunca lo he sido, jamás de los jamases. No tengo alma de gota de esencia, no tengo sintaxis, ni métrica…no conozco los mundos oblicuos de los corazones en llamas que rompen las basuras existenciales, dotándolas de formas maravillosas, donde vivir tiene que ser la leche.
Unos que escriba al amor. Bien. Cuando lo hago las emociones se desbordan, dan por hecho que estoy loca por los huesos de alguien (eso es cierto, lo estoy. Pero jamás lo pregonaré a los cuatro vientos. Como bien sabes, para mis cosas soy muy pudorosa), otros que siga en mis mundos de sueños rotos (que por cierto es donde anda más de media humanidad y donde yo me siento más cómoda escribiendo), otros, que por favor sea un poco mas concisa (si quiere le pongo un diccionario al lado con los sinónimos escogidos)  y, algunos que no se me lea enfadada., que parece que estoy a puñetazos con el mundo.
No puedo escribir a la cólera como si fuera una muñeca chochona. ¿Me comprendes?
¿Cómo porras vas a darle vida a la ira si tus palabras en el papel son las rimas de Bécquer?
Me lío, me aturdo, me adhiero a la fórmula de las vaguedades e, inexorablemente me rompo.
Leo, releo, me hago mis cabalas y de nuevo me vuelvo a quebrar.
¿Y para qué? para que te estén dando lecciones todos los días de comportamiento y bienestar. Palabras sobre un  papel que luego nada tienen que ver con los hechos y las  demostraciones.
¿Qué somos? ¿Qué somos todos aquellos que escribimos?
Por cierto, estos cojines del diván vas a tener que ir mejorándolos. Ahora mismo tengo los riñones para hacer caldo con ellos.
Yo te lo diré: una pandilla de neuróticos que necesitan plasmar los que ven y lo que sienten para dejar constancia de nuestra existencia. De alguna manera no somos transparentes para el orbe, ¿o sí?
Claro qué…también están los que escriben para ellos. Esos que dicen abiertamente que no les importa que nadie los lea. Pero me pregunto yo. Si no quieres que te lean… ¿para qué lo presentas al mundo? ¿Qué ganas con ello, que pierdes?
¿Ves?...sin apaño.
En fin, que creo que me voy  a ir, a ver si suena la gaita y consigo escribir aunque sea tres líneas seguidas sin que me de una apoplejía y sobre todo, sin pensar en nadie, solo en lo que quiero transmitir y como quiero hacerlo.
Nos vemos la semana que viene.

*Rocío Pérez Crespo*


lunes, 19 de marzo de 2012

ADELANTE OSTARA...


Campos bañados de sol, trigos dorados, amapolas en su esplendor, en encarnado resplandeciente que hace que todo brille con otro sabor. Azul de cielos tranquilos, que en su remanso van calando los sueños olvidados de muchos enamorados, que cogidos de la mano se juraron amor eterno frente al tronco callado. Un paseo por los verdes prados, y en mi cintura un ramillete insertado. 
Olor a primavera de mi tierra y sus campos. 
Atardeceres anaranjados, fijados en el horizonte con puntos de estaño y, el perfil del monte en mi retina clavado. Añoranzas de una juventud donde subirlo era todo un encanto, ahora me quedo aquí, mirando… y viendo que año tras año nada ha cambiado. Solo yo, que me voy filtrando como el agua en la dura roca donde reposa mi santo calvario. 
Ostara como siempre fiel a su cita…recomponiendo los colores y dando vida, brotes tempranos como esmeraldas vespertinas, bañadas de rocío y de mariposas danzarinas. El canto de un ruiseñor en las mañanas dormidas, en las sensaciones, en los movimientos… en el rotar del tiempo, en los reencuentros con tantas primaveras vividas como velas de pastel apagadas y cumplidas. 
Serenas… calmadas… VIVAS.

*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*


TE DOY MI VIDA ENTERA…



Sé que necesitas tiempo, para abrirte en las mañanas y seguir abierto en las noches largas, en las calladas, en las solemnes, en las de lunas y resplandores, en aquellas de sombras y escarchas. 
¿Qué es lo que no me dices? ¿Qué es lo que guarda tu alma? 
Si es amor o es desvarío, si es conocimiento o simples latidos, de un deseo con ritmos sanguíneos. 
Sé que los segundos se tornan tormentos, cuando en el aire brota con flujos espesos el desaliento, el miedo y, la duda se hace enorme comiéndose lo autentico. 
Los sonidos de alegrías cambian su cara por vientos viejos. Y se quiebra por la mitad la sonrisa que envolvía con telas de seda, tu cuerpo. 
Te daré todo lo que pidas, saetas y minuteros y, una cadena de oro para que sostengas entre tus manos el anhelo. 
Llenaré mis labios de ternura y caricia, la voz de tonos calidos, el corazón de paciencias divinas…en el susurro de tu propio sueño, cuando me nombres en silencio; llegará cargada de brisa templada, hasta tu lecho, las palabras te quiero.



 *Rocío Pérez Crespo* 
*Derechos Reservados*

domingo, 18 de marzo de 2012

COMPROMETIDO...



Desanimado estado que me corroe
como cruel anaranjado del hierro su porfía, 
de poder a poder, solo enmascara...

Contorsionista desde lo imposible,
payaso convertido en trapecista sin red.
Necesidades de mente prisionera,
del espíritu que no se ve...

Me animo y desbloqueo
intentando  vivir en mi especial recreo,
hago vacío de lo inútil, de lo desgastado de mi cuerpo,
me descanso y hago lecho...

Más, miedo me da el dormir,
cegarme con naranjas de nuevo en sueño.
De lo desechado, de lamentos que no quiero
acobardarme de la noche, sombra pegada sin luz,
en un intento de pactar con el imbécil maleable, de mi otro yo...

*José Manuel Salinas*
D.R.

ESTARÉ EN TUS SUEÑOS....



Espero que os guste...poner pausa en el reproductor de la derecha.

sábado, 17 de marzo de 2012

DOS CITAS...

Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo.

(Confuncio)


Te mini materian felicen in carmina proebe provenient causa carmina digna sua


(Publio Ovidio)



FELIZ FIN DE SEMANA...



...y feliz del padre y, felicidades a todos los José y Josefas.
Poner pausa en el reproductor de la derecha. Y aunque suene pesada por recordarlo, se debe a que luego recibo correos diciendome que sólo se escucha la música del blog.

viernes, 16 de marzo de 2012

ESENCIA...DUETO.



En la sencillez de la palabra,
en los ojos que miran y, ven,
en el perfume que embriaga.
En la corola que renace cada amanecer.

Ahí, me reflejo yo...

En la gente amable,
en las frentes normales,
en las manos ajadas.
En cada baldosa manchada.

Ahí, es donde vivo yo...

En los vértices que se desdoblan,
en la contradicción ecuménica,
en el libro de hojas sueltas.
En el consejo de la experiencia.

Ahí, aprendo yo...

En la rabia sostenida,
en el sueño pétreo y embustero, 
en el dolor sádico consentido.
En los amigos que nunca lo fueron.

Ahí, es donde muero yo...

**************************

Allana el camino, hazlo sencillez,
no mueras en él sin tacto
en el dolor caprichoso  de unas
mascaras en desunión.
Ni en referencias mal paridas
de los falsos amigos en comunión.

Aprende de una vida en paralelo.
Déjate llevar sin miedos,
confiada en la falta de hipocresía.
Acumula sentido, sapiencia,
que el tiempo es futuro y tu cara altura...

Haz de tu vida lo genuino.
bajo un sol siempre imparcial.
No todos tienen tu sombra,
ni conocen la linea recta
de entre baldosas dibujadas.

Llagará la luz a tu noche interior ,
manto crecido de verdades.
Dónde todo lo pasado es cierto
y en el mañana será olvido.

Eres tu mismo reflejo,
vístete cubriéndote,
arropado por él.


*Rocío Pérez Crespo*
*José Manuel Salinas*






jueves, 15 de marzo de 2012

ME VOY...


Busca dentro de ti, y dime, si sigues viendo el color que abraza a mi esencia…


*Rocío Pérez Crespo*







LAS COSAS QUE ME SUPERAN…


Hay cosas que son curiosas, por lo menos para mí. 
No hace mucho reparé en el anuncio de un perfume. Francamente es un anuncio que desde ese día, me deja mirando al infinito y pensando… ¡será prosaico, ridículo y hortera..!
El modelo (guapo chico, con él no me meto, hace su trabajo, o sea lo que le mandan) está para dejar a la tomatina de Buñol a la altura del barro. La coreografía es para darle con el bombo al lumbreras que la ha creado, pero es más…el nombre del perfume que anuncian, es, es…no sé como definirlo. 
Eso sí…pertenece a Jean Paul Gaultier, por lo tanto, es para la infinita humanidad, glamoroso y costoso. Y eso es una combinación apetitosa. 
Dicen, y estoy de acuerdo, que para gusto los colores. Pues bien. Hoy he ido a una perfumería a comprar un gel y un champú, de los normalitos. Estando yo haciendo mi elección, dos señoras en la sección “alta gama” discutían cual había llegado primero para adquirir el último perfume, de éste imaginativo diseñador francés. La dependienta, pobre chica, mediando entre las dos con una sonrisa fingida, les comunicaba hasta la saciedad que en breve recibiría más producto. Que éste en concreto,  había tenido una acogida formidable y las existencias estaban agotadas. 
Las señoras: oídos sordos. Cuando algo se mete entre ceja y ceja…mala solución. 
Así que, recordando el anuncio y reconociendo el nombre de la “Eau de toilette”, me he acercado como el que no quiere la cosa, hasta la estantería donde reposaba, manoseado y mustio, el probador. He tomado una tira olfativa de un recipiente, la he rociado con las últimas gotas que quedaban en el frasco y he abanicado la tirita por delante de mi nariz, al modo más Luís XIV que se me ha ocurrido. Solo me faltaba el pelucón empolvado. Kokorico...el perfume del hombre gallo actual que pone patas arriba las esencias clásicas varoniles, fanfarrona y atrevidamente elegante, según reza el anuncio del póster, es una mezcla traída de Marte, porque en el planeta tierra no se encuentra (de ahí patas arriba a las clásicas esencias) Sin embargo a mi me ha recordado mis años de instituto y a Abelardo, mi compañero de pupitre. Me mareaba todas las mañanas hasta casi rozar las nauseas. O sea, que tan exclusivo perfume que cuesta un riñón y que va a impregnar las pieles de una mayoría de “Joses” y de padres, es un combinado de pachuli y vetiver, con habas de cacao… ¿habas de cacao? 
Espero francamente que a todos estos hombres, qué el día 19, van a recibir al gallo en un frasco negro precioso con elegantes letras rojas, no les salgan plumas, seria un desperdicio. Eso sí, si notáis que os vienen unas ganas irrefrenables de salir por bulerias con cara de bobos: ¡quietos!, no mováis ni un músculo…que las esencias de tan magnánimos artistas llegadas de los confines de una remota galaxia, son para que los poros se alimenten de ellas, joe…un poco de por favor.


Rocío Pérez Crespo.

miércoles, 14 de marzo de 2012

LA LOCURA Y MIGUEL....




Espero que os guste, no seáis muy duros...
Recordar, pausa en el reproductor de la derecha.

UN SUSPIRO...



Me dejo arrastrar a esa noche, donde, la mirada más profunda dejó al descubierto tu alma. En el momento justo, que, entre mil presencias quedé mecida por la soledad de la magia. 
Observé las llanuras, los valles y montañas. Me enseñaste los rosarios de una vida, y la dulzura que albergabas. La intimidad mas resguardada, esa que siempre se esconde en las esencias más humanas y en los libros de los elfos de la infancia…a través de tus ojos, vi la diáfana luz de la alborada. 
En un suspiro, llenaste mis sentidos de templanza. Atravesé sin darme cuenta todas las nubes que nos separaban…rompiste mis esquemas, aniquilaste las barreras que con tanto trabajo, había forrado mi esfera. 
Y una voz sonó fresca en los aledaños de las paciencias, impregnó mis tímpanos, se tatuó a mi eterna quimera, se acunó sin recatos por los pliegues de las creencias…
 “Ábrete corazón, ponle alas a los sueños” 



 *Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*

martes, 13 de marzo de 2012

EN BLANCO Y NEGRO...



Noches de promesas que se desvanecen, como volutas de humo en el aire.
Gotas de agua que no dejan huella, que se evaporan conforme descienden.
Miradas que no ven nada, que se despliegan como alas desplumadas.
Retazos que pierden intensidad, sin memoria para recordar.
Duelo de color negro, fantasma que ronda por momentos. Bocas que aúllan por no saber callar a tiempo.
Espacios rotos, como espejos en el suelo, reflejando mil rincones y ninguno cierto.
Soles apagados con otoños estresados, dejando un vacío opaco, de ocres mortecinos y rojos apagados
Estrellas sin vida que no alumbran nada, lunas dormidas dando la otra cara.
Y un cielo azul cobalto bautizando mi cara, el llanto gritando ante la desesperanza.
Camino de gusanos comiéndose lo podrido, un manto parduzco de babas consumido.
Una rosa que nace de un rosal carcomido, blanco y radiante invitando al olvido, marcando un destino… una puerta abierta a lo desconocido.


*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*


Esta tarea fue seleccionada para una revista dedicada al alzheimer.

lunes, 12 de marzo de 2012

ANTES DE DORMIR…




Llega la noche y los fantasmas rodean mi cama apoderándose de nuevo de la serenidad. Esperanzas sujetas a las yemas de mis dedos, se desintegran colmándome de temores.
Todo es efímero, me digo a mi misma, y de nada sirve la intuición cuando la realidad te marca el paso y la senda.
Me niego mil veces, te niego otras mil. Retrocedo, avanzo, me quedo parada…esperando.
No estás…vives en mi cabeza, en mi corazón, en mi deseo. En la puñetera irrealidad que alimento. Soy consciente del mundo paralelo donde me he metido y, tengo miedo.
Me crezco y me hago más mujer al contemplar ante mi pensamiento la división entre los dos mundos…sonrío. Por un instante la seguridad me abraza, siento el confort de las sábanas…
Y entonces  un aliento seco y amargo se escapa por las costuras de mi vientre, golpeando con fuerza el paladar, llenando la boca de pura angustia. Rogando al techo que me cubre, mis labios emiten la misma petición: Dame una sola palabra, una sola…un sí o un no. Con una seré gozo, ilusión, color. Con la otra llanto, desilusión, dolor. Pero sin duda, hallaré en cualquiera de ellas, la paz que necesito.
Todo está en silencio y en silencio, en el vacío que ha generado mi aliento, me voy durmiendo...


*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*

PASEOS POR LA VIDA...JPELLICER.

domingo, 11 de marzo de 2012

NUNCA NOS OLVIDEMOS...


Hoy es 11 de marzo.


El jueves 11 de marzo de 2004, empezó para mí, como supongo para el resto del mundo, con su rutinaria normalidad. Hijos, casa, trabajo…recuerdo que sonó el teléfono y era mi madre, me decía que pusiera ltele, que en Madrid, dos trenes habían chocado y era todo un desastre.
Me senté para escuchar las noticias, aquellas primeras horas, el balance era de cuatro muertos. Una hora después era de cincuenta, dos más tarde mi cabeza no asimilaba bien todo lo que estaba viendo. Nada había sido casual…era un atentando.
Trenes reventados, muertos por todas partes, trozos de carne,  gente corriendo, humo, sirenas…miedo y confusión.
Imágenes que nunca podré olvidar.
Vivo en un país que está acostumbrado, sí, acostumbrado (aunque suene raro) a los atentados. ETA se ha pasado media vida reventando cabezas y haciendo saltar por los aires cuerpos inocentes como si fuera confeti en un día de feria. Infame. Pero éste, éste era además de infame, como poco, vomitivo.
192 personas que iban a sus trabajos, perdieron la vida porque a una pandilla de  subnormales  les apeteció hacer serpentina con sus tripas en una especie de ritual.
67 personas murieron en la estación de El Pozo
64 junto a la calle Talléz.
34 en la estación de Atocha.
16 en la estación de Santa Eugenia
Y un G.E.O en un piso de Leganés, es una parodia de tres pares de narices para todos los españoles.
Tenemos memoria histórica para hurgar en los muertos y en la causas de una guerra civil que concluyó en 1936. Una guerra que nadie ganó, porque en las guerras civiles, nadie gana. A día de hoy todos tenemos o casi todos, muertos por los dos bandos. Si alguno de aquellos que combatieron sigue con vida, tiene más años que tarara. Aquello ya pasó. Yo no viví nada de eso, crecí en democracia. Sin embargo, los responsables de un país, de una justicia, gastan sus energías en esas causas, olvidando a todos "nuestros" muertos en democracia.
El 11 M está sin resolver. Los 193 muertos, perdidos en una esfera sin color, recordados por 192 árboles,  para el GEO no hubo ninguno.  Los heridos, amputados y rotos: a su suerte. Las madres, padres, hermanos: llorando las ausencias de todos aquellos que salieron ese día de sus casas, dejando un beso y un hasta luego.  Yo pediría un poco más de sentido común, de concordia y sobre todo de conservar la memoria fresca en la actualidad, no cuando mi abuelo tenía 30 años.


*Rocío Pérez Crespo*

OTRO BELLEZÓN...


Una canción preciosa para una bonita mañana de domingo....
Recordar, poner pausa en el reproductor.

sábado, 10 de marzo de 2012

LIBRE...




Te esperé durante mil mañanas en la soledad de mi vientre.
Amueblé mi casa con hielo y, la fachada la enlucí con el color vivo del tiempo. Me acurruqué en un rincón, fui un fantasma adornado por las telas de arañas y las sombras del pasado que cubrían mi cuerpo, con un vomito amargo lleno de resentimiento.
No me importaba nada…
Un rostro blanco durmió sobre  mi almohada y quinientos sueños se rompieron entre las sábanas, se colaron por los canales que llevaban directos a tu cama.
Y un día, cuando menos lo aguardaba, me di cuenta que no te echaba en falta. Que el frío glacial que me congelaba se deshacía en aguas templadas.
Descubrí un nuevo cielo que me hizo levantar la cara  y contemplar con luz de esperanza que estaba sanada.
Dejé de sentir dolor, dejé de ser una mujer enamorada y, en el instante que admití la buena nueva, comencé a caminar por una senda que me definía como persona, dejando anulado el ente con el que comulgaba…
Sólo me falta una cosa. El juramento que hice ayer al caer la noche en una equidad diáfana, con ojos nuevos, con  una sonrisa recién estrenada,  siendo testigos las estrellas y la tibia  luna que me observaba…



*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*

HUMANO Y PERSONA...




Acaríciate de valor humano
Saca de ti el brillo, virgen exquisito,
Cual rica manzana mimada de paño,
Eres único e inimitable, eres persona…

Da sin prestar el calor
Es la necesidad de otros.
Oye escuchando las palabras,
En veces huérfanas de sentidos…

Colorea la sonrisa en cara triste,
Aporta luz a los ojos dolidos, cansados,
Responde sin dudas, haz jardín dichoso
De rosas y amapolas, abona generoso
La tierra que un día, no más allá, fue vergel…

Enfunda los gestos agrios, anula la sin razón,
Confunde a la melancolía con el abrazo,
Descorcha la amistad de buen samaritano,
El mañana está por venir, haz cama de sentimientos…

Todos somos únicos e inevitables,
Ayer me dijeron, se humano y persona…


*José Manuel Salinas*
 D.R.