miércoles, 29 de febrero de 2012

CARICIAS DE LUNA…




Gorrión de mil palmeras,
Laborioso señor en las mañanas,
Buscador del presto dátil maduro
Invisible entre silencios…

Vivaz, avispado en solo uno,
En vuelo corto por sufrido
Cobijo de húmedas alas,
Angelicales lunas calladas…

De tormentas y rayos
Caballero asustadizo,
Escurridizo independiente
En misterios no controlados…

Amigo confidente de mariposas en colores,
De la alondra, la paloma en competencia
Y, en sus estaciones de la vecina golondrina
Rápida y audaz, superior en estima…

Gorrión de mil hojas, sabores y termas,
Diminuto pajarillo de color, pico vendido
En unos frutos ofrecidos, beneplácitos sin dolor…

Palmera universal y fija, de las envidias prisionera,
Dueña en fértil tierra prometida,
De las cuatro estaciones heredera…

Pajarita en verdes noches
Suspiros de un gorrión azul… 



*José Manuel Salinas*
 D.R.

CIEN TONOS DE VERDE Y UN NEGRO GLOBAL…



Sabía que este día tenía que llegar, y aún con la sensación en los huesos que me ha acompañado tantos años,  no me he preparado para ello. Han sido décadas oscuras, horas largas, noches cerradas, frío en la calavera; donde los verdes se perdieron en la ingenuidad de un progreso que lejos de hacernos más humanos, nos convirtió en despojos sin alma. Echo tanto de menos un beso, el contacto físico, mi pluma, mis versos…a María. Mi dulce niña de ojos esperanza, de piel blanca, de labios amorosos…
Estos años han sido para mis dolorosos de profundidad, de raíz. Han pesado como losas.
Ocultando, para salvar la vida, mis sentimientos. Soy un cobarde, lo tengo asumido. Y en esta casa infame, donde resguardo mis pensamientos, todo está cubierto de polvo y necedad, al igual que yo.
Voy a escribir en estos papeles, que guardo debajo del colchón por miedo a ser descubiertos, lo que ocurrió hace ahora cuarenta años y, después, cuando llegue a su fin, segaré mi vida con el único propósito de reivindicar que todavía me queda en las venas un poco de dignidad.
Posiblemente muera conmigo el último romántico o quizá sirva para alzar en rebelión,  a los que como yo, mueren en un rincón llenos de mugre.
El mundo necesita  volver a creer en los sueños…


Rondaba el año dos mil doce, yo tenía por entonces treinta años, ilusiones, esperanzas y una novia preciosa. Trabajaba como ingeniero informático en una multinacional, ganaba muy buen sueldo. Poseía coche, visa, tablet, iphone última generación  y un apartamento en el centro de la ciudad. Planes, muchos planes, entre ellos vivir con María.
Pertenecía a una familia de clase media, amantes de la poesía y del propio amor. Recuerdo a mi padre, sentado en su sillón de piel, leyendo a Salinas en voz alta. Le cambiaba la cara. El tono de su voz, cuando paseaba por sus versos, se tornaba dulce y sonoro  a causa de  esas sensaciones que alimentaban su mente y  alma. Su favorito: “Amor creciente”,  comentaba lleno de satisfacción, que cada vez que lo leía, podía sentir en su piel la sensación de plenitud, de pálpito, de vida,  de ese gran lírico.
Con todos estos años a mi espalda, lo recuerdo palabra por palabra. Con la misma veracidad que el semblante de María…y, una suavidad inusual recorre mi corazón.


Te quiero más, cada día en creciente más,
Eres el cariño fiel a mí amor,
De tu belleza nace el sentimiento
Puro y sin doblez, de un bautismo
Que enamora y, creciendo…

Hago en mis manos, entre mis dedos,
Caricias tornadas imaginarias, igual que sentidas,
Materia prima extraída de un interior que te pertenece
Dulce caramelo pegado a mis sentidos…

Eres mi virginidad hecha mujer,
Lo sagrado en presente, colmado estoy,
Tan prohibido por añorado, en un futuro por venir,
Pesadas lágrimas cargadas del sentimiento de lo incierto…

Te quiero más, cada día en creciente más,
Lucho defendiendo esas venas que me prestas,
En este amor que es tuyo, noble impoluto de corazón
Vida gratamente adormecida a tus encantos…

Fiel cariño de un amor presente y doblado…


Me iniciaron desde pequeño en el mundo de las letras y poco a poco, me fui enamorando de ellas. Así qué, combinaba mi trabajo con mi vocación de poeta.
La primera estrofa  que escribí la dediqué a mi madre, a esa mujer hermosa que todo lo hacia con un beso y, todo lo remediaba con un abrazo. La segunda y sucesivas a María, mi novia. No pasa un día que no la invoque, que no me acuerde de ella.
Comenzaba el mes de febrero, los escaparates de las tiendas se empezaron a llenar de corazones rojos, de cupidos colgantes, de bombones, de flores. Todo el proceso necesario para el día de San Valentín. Día, que sin dejar de ser un invento comercial, los enamorados intercambiaban  sus regalos.
Nada hacia sospechar lo que se avecinaba.
La madrugada del día trece de febrero, me despertó un estruendo. Salté de la cama sin saber muy bien hacía donde tenia que dirigirme. Estaba medio dormido. Una luz intensa, azul,  atravesó los ventanales de mi cuarto.  Abrí la ventana para ver que era aquello que me había sacado del sueño con tanta precipitación y ahora me cegaba. Había gente en todas las viviendas mirando con caras aturdidas para todos lados…
En la calle se había desplegado una cantidad exorbitante de personas, custodiando una especie de tanques militares, aunque mucho más moderno. Creo que fue una asociación que hice entre lo que conocía y lo que no. Aquel despliegue  llegaba hasta donde alcanzaba la vista. Estaban por todas partes. Vestían  de igual manera.  Pantalón y guerrera  negros, guantes rojos y un casco que impedía ver quien había debajo.
No entendía nada, no comprendía nada y mucho menos asimilaba. De hecho, me froté los ojos,  pensado, que era un sueño.
De pronto, una voz metálica dio la orden de disparar. De aquellos tanques o lo que fuesen, un resonancia molesta hizo reventar todos los cristales,  los escaparates,  su interior comenzó a arder. Aquellas tropas empezaron a destruir todo aquello que tenia algún valor sentimental o era símbolo de amor.
Las gentes gritaban desde sus ventanas y balcones, sin atreverse como yo a bajar a la calle.
Uno de esos uniformados, lanzo una ráfaga de esas resonancias y de un plumazo eliminó el edificio adyacente al mío.
El miedo se apoderó de mí…
Estaban destrozando la ciudad y matando sin mirar a quien.
Eso duró escasamente unos minutos o toda la noche, en realidad no puedo atestiguar cuanto tiempo pasó.
Me recuerdo petrificado. No podía moverme, algo me tenía sujeto al suelo, un sudor helado empezó a mojar mi frente. María, mis padres… ¿Qué estaba pasando? ¿Qué era todo aquello?
Veía como mi mundo se desintegraba antes mis narices, de cerca y de lejos,  como mis vecinos morían volatilizados entre una nube de polvo rojizo y un eco que  reventaba los tímpanos. Cómo la voces que gritaban preguntado que ocurría, era acalladas sin más miramientos, sin pensar a quien se llevaban por delante, mujeres, niños, ancianos…todo se convertía en cenizas, en algo evanescente que olía a pelo quemado. A vacío…a muerte.
Y muerte fue lo que contemplé…
Como he apuntado anteriormente, no sé cuanto tiempo duró aquello. Pero rozando el alba, la misma voz metálica que había dado la señal de disparar los tanques, nos ordenó que bajásemos a la calle como personas civilizadas. Sin hacer ruido, sin hablar y sin perder ni un solo segundo. Ya.
Obedecí.
Cuando alcancé la calle, en cada portal se había apostado quince uniformados. Sin mediar palabra, a empujones, nos dispusieron en una especie de vagones y nos llevaron a todos a las afueras de la ciudad. Buscaba a mi novia y a mis padres, desesperadamente, pero no hallé nada. Sólo caras contraídas por el miedo y la incertidumbre.
Nos ubicaron como animales en unos vallados de más de cuatro metros de altura y sin decir nada, nos dejaron allí dos días. Sin comida, sin bebida, a nuestra suerte.
De fondo se escuchaba destrucción y hasta nuestras retinas llegaban unas humaredas inmensas. Nos decíamos a nosotros mismos que estaban quemando la ciudad.
A las setenta y dos horas de estar allí, o eso creo yo. La misma voz metálica, impersonal y siniestra, se dejó escuchar por los altavoces que teníamos colocados en la parte alta de las vallas.
Fuimos informados de lo que había pasado y lo que iba a pasar.
Todo aquello que representa a Eros ha sido destruido.
Por no respetar el amor, por no respetar la vida, por no respetar los sentimientos…por ser ególatras, personas sin corazón, ni piedad, por ser individualistas, por no mirar por el colectivo…por ser escaparates, por haber perdido lo que os diferenciaba de los animales. Queda prohibido para los terrestres el sentimiento más puro que os ha otorgado la vida.
Por esperar que todo os fuera dado sin exponeros, por reíros de lo que el universo os otorgó, por llamar moñas, cursis, pavos, pavas a todos aquellos que han dejado reflejado lo que sentían…queda prohibido para los terrestres, sentir amor o expresar amor.
Por no saber apreciar todo cuando os fue entregado por vuestro ancestros...queda prohibido cualquier libro que hable de sentimientos, si se encuentra uno entre algunos de vosotros, seréis ejecutados con la pertenecía. No sois dignos de ellos.
Cualquier poeta, enamorado o romántico será fusilado sin contemplaciones. Por ser los motores de las sensaciones placenteras. El planeta tierra no tiene derecho a soñar, ni a ilusionarse, ni a tener esperanzas y, mucho menos poseer líricos…se os condena a una vida meramente material porque así lo habéis  pedido.

Los corazones se cerraron…las palabras se callaron.
Mis padres y María murieron esa noche ejecutados por una ráfaga de resonancia que los volatilizó y los convirtió en aire. Supongo que gritaron.
 Desaparecieron muchos inocentes, pero nos quedamos la mayoría y, entre esa mayoría, un puñado de poetas que nos enclaustramos bajo una capa espesa de porquería y oro para que nuestros pensamientos no fuesen  leídos.
Nadie sabe con exactitud de donde salieron esas tropas, nadie sabe por qué cualquier atisbo de sentimiento es fulminado de raíz, con una muerte inminente. Pero así llevamos cuarenta años.
Nadie besa, nadie abraza, no existe el contacto carnal…el mundo se ha hecho viejo. Si esto no cambia será nuestra extinción.
No nacen niños a no ser que sea por probeta y con licencia, lo cierto y verdadero que esta vida se ha convertido en un horror decadente.
Ojalá éstas letras sirvan para que alguien tome la iniciativa y nos devuelvan aquello que nosotros mismos pedimos a gritos que nos quitasen.
El mundo necesita esperanza…que vuelvan los enamorados, que los hombres no tengan miedo al rechazo, que vuelvan a decir “te amo” y que esas palabras no se dispongan en su contra. Cuando un hombre ame a una mujer se lo diga abiertamente, pronunciando su nombre, sin ambigüedades, sin caminos estrechos, con todos los versos necesarios,  con todo el poder de su palabra. Supongo que si nacen de la sinceridad serán atendidas al igual que fueron atendidas las otras.
Que llegue como una lluvia fresca, los cien tonos verdes y el rojo más intenso que enciende los corazones…y ésta nube negra que cubre el orbe, se marche para dejar que los azules de antaño luzcan con todo su esplendor.
He cortado mis venas. Necesito ver de nuevo la cara de María, acurrucarme sobre su pecho y decirle en un grito que me salga de las tripas y llegue hasta el último recodo de esta tierra, sin miedos…te amo.



*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*
El poema de este relato es de: José Manuel Salinas.







martes, 28 de febrero de 2012

UN PENSAMIENTO...



No pienso bailar contigo, mientras me pises los pies...

Rocío Pérez Crespo

PASA LA VIDA...



Un vídeo poema de mi amiga María Dolores Velasco que es todo un mar de sensaciones...bonito, sencillo, hermoso y lleno de encantos, aromas, matices...espero que os guste tanto como a mi.



Ya sabéis, darle a pausa en el reproductor de vuestra derecha.

ARBOL DE VIDA….



Y vas recorriendo mi cuerpo, esculpiendo cada curva, parándote en cada hendidura… creando miel con tus dedos.
Y voy sintiendo como me pego a tu pecho es un baño de espuma y muérdago.
Frutos rojos como la pasión que desprende tu fuego.
Eres el roble donde nace la marca del tiempo, eres mi lucha constante y mi sueño eterno.
Y voy escuchando tus palabras en un susurro de música y viento. Adobada a tus encantos me voy perdiendo.
Eres la mañana más luminosa, la mezcla de azahares y azaleas primorosas… todos los colores estallando en mi boca.
Besos que saben a gloria, estampas que emergen solas. Sesos fluidos,  neuronas locas.
Un corazón trotando… unas arterias  danzando un baile de magia y odas.
Chocolate negro en mi paladar cuando fluyen las historias como trozos de coral.
Eres mi compañero y mi donjuán…el “muso” que todo lo puede y me da la libertad. Plumas del alma, tinta de ángel… papel con destellos de cristal.


*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*

lunes, 27 de febrero de 2012

RESTREGONES...DUETO




Luchas encarnizadas vestidas de silencios, embestidas contra nuestro propio yo, donde todo es válido. Permisivas son las triquiñuelas desaprensivas y cobardes de nuestra razón. Como campo de batalla, el desertor centro, lleno de carne, de trozos ensangrentados y ulcerados por el tiempo. Señal doble de lo mal vivido, recuerdo amargo de un corazón, que allá en su altura, soñó con ser coronado.
Pisamos las palabras con los pies llenos de pústulas, con el talón del yunque de los sentidos, rompemos sin clemencia la valía de un pasado que supo a uva dulce y liquido eterno.
Y todo empezó ayer…

*José Manuel Salinas*






Cruzamos los sentidos para ver quien ganaba, si tú con la verdad comprobada o yo con mi axioma contrastado. No supimos medir la equidad, en el momento que los ojos dejaron de mirarse para otear sin piedad el dolor individual que nos iba carcomiendo por dentro.
Olvidamos los instantes placenteros, el amor, aún estando vigente se convirtió en una manta opaca con la que me acusabas de ir tapando agujeros. Todo quedó expuesto a una lucha incierta en una guerra sangrienta, donde nosotros éramos los dos únicos guerreros y, ninguno desertó a tiempo.
Ya no queda voz, sólo quedan dos latidos rompiendo el silente vacío y comprobando, que las brasas, a pesar de todo, todavía emanan calor…
Y sigue siendo hoy…

*Rocío Pérez Crespo*


*Derechos reservados, resgístro propiedad intelectual de Murcia*

domingo, 26 de febrero de 2012

WILLY...



Centellea en mi retina el color de tu mirada,
Esos ojos tan sabrosos del color de las castañas.
La ternura que desprendes y la paciencia soberana.

Y sigo a lo mío sin darle importancia...

Con una sonrisa  de broma encastrada.
Te miro de reojo y oteas mi cara.
Vuelvo a lo mío sin decir nada.
Levantas la cara buscando el refugio
Y paso de ti a ver lo que aguantas.

Me dices… ven conmigo
Te digo… dame un respiro
Me dices… lo necesito
Te digo… ahora mismo.
Y en esa bondad infinita
Apoyas tu cuello en mis rodillas.
Tan suave en mis caricias
Que acabas por acurrucarte…

De pronto paro en mi empeño
Y dos fanales como dos soles
Levantan la vista al techo…
Me dices…. No pares
Te digo…. Ya lo he hecho
Me dices… ten piedad
Te digo…. Eres un lucero
Y moviendo el rabo saltas a mi lado
Y giras en redondo jugando.

Abro la puerta, sales corriendo
Disfrutado del sol y el movimiento
Sin perderme de vista un momento
Disfrutas de tu paseo
Una mata de pelo rojo cortando el viento. 

*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos Reservados*

Ese era mi perro, un Setter Irlandes precioso. Después de veinte años de su marcha, mi hija pequeña me hizo un regalo...una cabra loca independiente, pero que adoramos. Es una Alaskan  Malamute enana que hace juego conmigo...Gala.





COMO EL OLOR DE LA NADA....

                                 

Rotas palabras que nacen solas
Oponiendo las razones  a la iras.
Cimientos que caen de su estructura
Inmaculados de sombras oscuras,
Omega de la desolación impura.

Penetración de olores podridos
Enmascarados con rosas dormidas,
Recuerdos que buscan una salida,
Esfuerzos impunes que revientan la vida,
Zócalos invertidos de dos ideas mordidas.


Caminos que se difuminan contra el alba,
Remiendos en pos de una locura.
Escarcha que hiela las madrugadas
Simulando la belleza  retratada
Postrada ante tu alma blanca…
Escucho como me muero en la alborada.


*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos Reservados*

viernes, 24 de febrero de 2012

UN REGALO...

Hay veces que la vida te regala cosas como esta. Las que estan hechas desde el cariño, son los presentes más hermosos y llenos de calor y vida, para mí los más valorados.
Alma, me ha escrito esto y, ciertamente, me ha llegado al corazón...mil gracias guapisima.


Mujer de piedra preciosa que te pulió el tiempo con el viento de los suspiros de Ángeles celestiales.
Manos que acariciaban tu vida con la fuerza que emanan, las rocas de fuego del sol.
Y embellecen tu corazón el arco iris con sus siete colores, siete velos para encontrar tu flor dentro de cada corazón.
Allí mujer apareces fresca como la mañana te llaman roció como las gotitas que brotan de las mismas bellezas de las naturaleza a los pétalos en flor, será que le das belleza pura a cada rosa y cada flor del mejor jardín el del paraíso angelical por eso la pureza de tu alma.
Allí dejaron posados los más grandes de los  grandes promesas para tu vida, allí esperas allí vives, sufres y ríes.
Así todo tienes tu tiempo para dar como una gran hada de los bosques apareces y das luego sin nada pedir vas a otro jardín a dejar tatuado tu amor. Acaparando almas les das refugio con tu dulce miel en el panal de tu corazón enorme como la distancia entre la luna y el sol.
Hay gotitas de la naturaleza que te refugias en las alboradas sin que te vea el sol para dejar huellitas en las almas allí quietas y solitarias de la noche .allí eterna madre y amiga como hija.
Hay mujer etérea dramaturga y  romántica  entre tus oficios que das sangre a quien lo necesita huellas en el alma dejas con tus palabras escritas que llegan volando con el sonido del viento.
Y la sensibilidad de la que eres nata viene de los cielos es como el canto de la brisa angelical más pura porque dios te dibujo con sus mejores deseos para ti.
Quiero hoy ofrecerte mis alientos esos tímidos quietos y humildes letras que salen solo del alma mía, mas merecerías pero soy mortal de entre los mortales y dejo este pequeño suspiro de mi alma a la tuya.
Te quiero enormemente porque así lo quiso el destino.
 Para ti amiga.

LO MÁXIMO TIENE NOMBRE...




Increíble...¿A que sí?
Poner pausa en el reproductor de la derecha

UN PENSAMIENTO...



Tengo en este reproductor dos canciones, que todos aquellos que me conocen dicen que no van conmigo. Yo soy una forofa de Queen y Sabina, por lo tanto "Canción de boda" de Demis Roussos, es algo que como poco les sorprende. Pues bien, la tengo, porque aunque soy consciente que chorrea melaza por todas partes, tiene una letra preciosa, es encantadora...suave, romántica, tierna...uf
Eso sí,  no puedo evitar preguntarme: ¿Eso existe? y seguidamente me contesto...Ojalá que si.


*Rocío Pérez Crespo*

UNA REFLEXIÓN...


Los sueños son una buena comida con una digestión muy pesada...

Rocío Pérez Crespo

AQUELLA NOCHE...




Entre el suelo y el cielo encontré la dicha, los ojos más profundos, el alma más limpia. Me preguntaste si te quería, te dije más que a mi vida.
El gris del cielo se transformó en arco iris, cuando noté en tu cara el adormecido carmesí que te ruborizaba, y mis manos te tocaron como se toca lo más sagrado, sintiendo latir en mi cuerpo lo que se agitaba  en tus adentros con olor a hierbabuena, con esencias  de naranjas.
Te pregunté si me amabas con los ojos muy abiertos y encogidita  de miedo. Entre la bruma y la palabra, el verbo se hizo escuchar en tus labios de plata, y me sentí tan grandiosa como la luna que nos miraba. Aquella noche de ritmos y de guitarras entre nubes del algodón y suelos de escarcha bailaron los cíngaros hasta la madrugada.
Una cigarra cantó entre las ramas y un cometa atravesó la noche estrellada, dando luz y siendo testigo cuando te entregué mi alma, que pasó  a tus dominios como una rosa blanca.
Mi sangre es tu sangre, tus ojos mi mirada, tus píes son mi camino…tu cuerpo mi cama.
Al tenerme enfrente pierdes la dudas, yo cuando alcanzo tu pecho no me queda ninguna…bésame eternamente y no digas nada, deja que lo sueños revienten en alboradas.


*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos Reservados*

jueves, 23 de febrero de 2012

SER PARTE DE TI…



Rosas y diamelas que huelen a vida
En despertares claros,  diáfanos
Quiero ser tu estrella luminosa y druida
Y el andar soberano de tus pasos profanos.


Voy buscando siempre donde asentarme
Si en los confines de tu mirada o en el claro de tu almohada
Donde descansan tus pensamientos…fundirme
O donde los sueños brotan con luz enamorada


Sea cual fuere el lugar que elija para unificar mi alma
Quiero colarme muy dentro y ser flor temprana
Crecer en tu protestad, nutrirme de tú excelsa calma
Y poder ser la dualidad que tanta añoranza emana


Abrir las corolas bañadas de ilusión cargadas de  esperanzas
Y parir día a día una nueva magia en el mapa de tu piel atezada
Fluir con la brisa y refrescar tu cara…benditas bonanzas
Para morir despacito en todos los ocasos y resucitar en cada alborada.


*Rocío Pérez Crespo*
Derechos Reservados


miércoles, 22 de febrero de 2012

BAJO LA LLUVIA…




En la tempestad te vi llegar, desnudo y desprotegido, con las secuelas de la lucha encarnizada asomando en tus ojos. No quedaron lagunas donde flotar en paz contemplando un cielo cualquiera y, el poco verde que se mantenía en pie trocó su tono por un mustio y desganado opaco.
Te advertí que no se puede pugnar sin convicción, que la coraza  más sólida es miga de pan, si el corazón no palpita al ritmo de tu espada…
No escuchaste nada.
El campo de batalla más cruel es tu propia conciencia, la que te dice en voz alta tu tremendo error. La que grita mi nombre sin piedad y con tres palabras sacude hasta el último hálito de esa magnánima dignidad que te mantenía erguido y colmado de seguridad.
Esa. La misma que has callado tantas veces, convencido que eras el mejor. Que contra ti nada se podía…para la que nunca has estado  preparado.
Te dije que pasaras y calentases las manos en el fuego de la chimenea que abandonaste sin condición. Sin mirar, sin compensar, sin tan siquiera dar una explicación.
Con la mirada perdida y la derrota en los labios, sólo atinaste a emitir una palabra, la única verdad que te he conocido…



*Rocío Pérez Crespo*
Derechos Reservado

DESDE LOS SILENCIOS...




¿Donde aprendiste a querer?
Cuando las palabras no son la única explicación, ni la única expresión,  pero tus gestos tampoco llegan. Cuando todo se deja a la casualidad y nada reconforta, pues los deseos y las premuras quedan relegadas al supuesto eterno.
Te miro y me miras y noto el calor de tus ojos prendido como mil ascuas en un baile sin freno de pasión y confianza. Pero yo no te creo, pues todo ha quedado sin concluir en esos letargos de verbos callados y momentos dormidos en unos brazos pasados.
Dime, amor mío… ¿Quién te enseño a amar sin explotar por dentro y sentir el fuego que se traslada a la verdad visible de los sentimientos?
A los hechos, a las razones, a la luz de tu cuerpo. A no te tener miedo, a vaciarte por dentro,  a licuar tus entrañas y ofrecer todo el arte de tus misterios…
Dime, cariño mío… ¿Quién fue tu maestro?




*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos Reservados*





martes, 21 de febrero de 2012

CON LO FACIL QUE ES AMAR Y LO DIFICIL QUE A MI ME QUIERAN...




Me duele el alma.
Si me miro ahora mismo no soy capaz de ver nada. Solo un borrón a causa de las lágrimas que brotan en torrente y duelen como alimañas.
Es como si el corazón se abriera y una cascada de inmundicia calara hasta las tripas.
Y es que no se puede obligar a amar cuando no se ama.
Por más que me empeño en retener sigue siendo agua que se escapa entre mis dedos y me dejan exhausta.
El esfuerzo es enorme por recoger unas migajas. Cuando das amor puro nacido de tus entrañas y sólo ves frialdad de unos ojos que calan.
Y lo intentas de nuevo y de nuevo fracasas… y las preguntas te invaden y la lógica te aplasta.
Y nace un sentimiento de fatiga que te ahoga, que te deja mareada. Con mil respuestas en la cabeza y una razón desesperada.
Amar es la cosa mas sencilla de este mundo… que te amen la más complicada.
Reclamar no merece la pena, porque lo que no  es sentido pierde el valor en la entrega… y quizá aplaca un poco la espera, pero es filo de doble hoja y al final yerra.
Y dicen que porque no te quieran como tu quieres no significa que no te quiera…falacia embustera… cuando un amor siente se demuestra, pero no porque lo vea el mundo… porque tu necesidad impera y empleas las palabras certeras porque es la mejor raíz que ha dado esta tierra.
El beso a tiempo, la ternura en las yemas y un te quiero desde lo más profundo que sabe a hierbabuena… y no dejar que el disgusto o la reseña determinen un cariño y en la ofrenda tengas retama en cucharas soperas.
Yo no busco cielos estrellados, ni lechos de rosas frescas… ni romance de romeos y julietas, ya que yo no me visto de sedas. Sólo pido ternura por cariño en equidad perfecta. No me importa que sea de plástico la valija que lo sostenga. Porque siendo amor puro ya es oro macizo lo que se encierra  en ella.



*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos Reservados*

lunes, 20 de febrero de 2012

CRISDANCE. PEÑA EL DESMADRE 2012...PREMIO SIMPATIA


Bueno, no pudieron renovar premio pero si ganar uno nuevo...la verdad que lo hicieron de maravilla.
Orgullo de madre, ea...Enhorabuena a todos, sois los mejores.

ADIÓS PRECIOSA…




Silente noche mojada en lágrimas que como una niña asustada suplicaba porque te quedaras.
Tu rostro impasible, cargado de dureza ante el mío roto en clemencias…palabras que han quedado impresas en un corazón dolido, en una razón serena.
Me sentí pequeña y la angustia cubrió toda mi corteza… erizó mi alma y la estrelló contra el alba que despuntaba radiante por mi ventana.
Y empecé a apreciar el dolor en mis venas, como las arcadas vomitaban y vaciaban mis arterias. Se  durmieron los sesos y reventaron las entrañas, me licué por dentro hasta notar en un preciso efímero momento como se rompía en dos un sentimiento…


*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos Reservados*

viernes, 17 de febrero de 2012

UN TROCITO ESTUPENDO...



No habrías encontrado dos corazones más abiertos, dos gustos más semejantes...dos sentimientos mas armónicos.

Persuasión. Jane Austen.










CORTINA...




Niebla espesa, cual cortina húmeda sin reflejo
Entre tu yo y el mío
Nos tocamos, sí, tus dedos rozan mis yemas
Apenas calor, misterio que en su día fue…

Llueve en nosotros, dentro, tan dentro…
Interior acotado desde el imposible centro,
Lago sin extremos, tanta distancia
Entre tu orilla y mi arena…

Ya solo nos vemos en rayitos perdidos de luz.


*José Manuel Salinas*
D.R.

miércoles, 15 de febrero de 2012

RESORTES INTERIORES…



Sangre y metal jacobino, hiel en la boca de los iracundos. Trozos escapados de los resortes de la muerte lenta.
Escapa la mirada con desidia, ante una cara que complace con sus risas, roza el verbo enervado de las tripas, ante tanta falta de aplomo como de justicia.
Caerán reventados los infames, que con su razón adornan pedestales Lloverá aguas residuales sobre sus cabezas y sus actos dominantes.
Queda una parsimoniosa esperanza, evanescente, diáfana, latente, que es a todas luces la percha donde tender la ropa mojada, de tantas lágrimas desperdiciadas, de tanta jaculatoria no recibida.
No volverán las etapas anteriores, a cubrir con sus mantos los albores de tus sustentos y a expensas de nuevos horizontes, claudico antes mi siervo, que es más diestro y más humano.
Porque quien duerme con sueño, hermano, suma placer a placer y despierta descansado…


*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos Reservados*

CRISDANCE, "EL DESMADRE" PREMIO MEJOR COREOGRAFIA 2011...



Bueno, no puedo remediarlo, orgullo de madre tener una hija con tanto arte.
El viernes proximo se juegan renovar ese premio...¡suerte a todos!
Yo estaré allí poniendo mi ánimo y entusiasmo...

CON UNA CAMISETA VERDE….



Voy a cerrar los ojos, voy a imaginar como eres…
Sutil transparencia que envuelve mi sesos, dúctil en mi entrañas; aconsejable guiño que le hago a la realidad.
En estos momentos serenos, despacito y con una sonrisa,  acerco mi pecho al quimérico instante que me brindo en ésta oportunidad; con marco de  tarde clara, de luz primaveral, se me escapa una caricia que va derecha a tu lar.
Giro ante una idea absurda que se acaba de colar, entre las blancas colinas de mi pensamiento y  la fértil bonanza de mi irrealidad; destrozando mi reposo, alterando el latido flemático de esté corazón tan singular. 
“Es imposible que tanto intelecto se quede rezagado  en una frívola casualidad”…
¡Ahora lo sé!
Sé que me estás pensando ¡que me estás extrañando tanto! que un sudor frío te consume por dentro azotando tu vientre como un vendaval. Me deseas con tales ganas que las manos quedan yermas, paralelas a tu cuerpo, en un gesto casi complacido de derrota ante lo cierto. Un miedo irracional va consumiéndote despacio, es el terror a lo conocido, a esas mariposas danzando, al dolor de verte expuesto; al no admitido por si acaso.
En las memorias  de tus sentimientos me has dejado esperando…un cuarto más definido y mil gramos  de sufrimiento abonado.
Yo sigo mi camino…al final del recodo, donde el sauce se arrodilla entre amapolas y genista,  te estaré  aguardando.



*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos Reservados*


martes, 14 de febrero de 2012

REGÁLAME UNA CANCIÓN…



Derrite las nieves internas de estos momentos inseguros, donde me congelo en pensamientos necios. Poniéndome en un lugar, que sé, con certeza, que no me corresponde.
Dame una muestra de crédito donde poder aferrarme sin miedos, pronuncia mi nombre…regálame una canción.


*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos Reservados*

CREO EN TI...



Creo en ti, porque rompes con tus caricias todas las mañanas, las estancias más solitarias, haciendo que abra sus corolas la más delicada flor del edén. Regalas besos que nadie ve, pero llegan frescos. Atravesando distancias…dulces y callados, escondidos, desquebrajados, llenos de ternura y de fe.
Eres mi religión. Mi mayor logro. La sensación en mi piel.
Me muero de miedo todos los días, el cuerpo se inunda de inquietud, de dudas, de estados caóticos. De rendición.
Pero…
Apareces con tu magia y tu hechizo, donando buenos augurios, perfumando mi instinto con esencias de unidad. Y el día cambia sus tonos y se tornan suaves y claros, dejando una posibilidad a esta locura que no tiene ni pies ni cabeza. Demencial…
Creo en ti, porque haces que mi esperanza cobre vida y no sucumba ante la herida que el pretérito abrió, abonó e hizo la promesa de no sanar.
Dame paso en tus venas con plenitud ecuménica, conjuga mi nombre con el tuyo…haz del verbo más sagrado la forma, el fondo y el camino.
Déjame mirarte un instante más, y entre beldad y bondad…abriré mi espacio a la verdad.



*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos Reservados*