lunes, 23 de julio de 2012

UNA REFLEXIÓN...






Fragua el destino sus planes dejándote en una distancia considerable. Como si no fuera contigo.
Mezclas deseos y suplicas que parece que no llegan a ninguna parte. Desesperas en estados caóticos pensando que nada tiene solución y, que el cielo es una masa con un tono azulado, pero vacío.
Mas en un minuto, todo gira y ves la pieza que faltaba del puzzle, esa que te has pasado buscando una eternidad, ahora se muestra ante ti cargada de arrogancia.
 Rompo estados…
Y es a primera hora de la mañana, cuando transito por calles que no siento mías, cuando me doy cuenta que la vida tiene un lenguaje sutil que es de  pura ironía. Absolutamente comprensible cuando le prestas atención y mortalmente devastador si esperas de ella una lógica común.
Sonrío, observo…es imposible ponerle barreras. Sencillamente tengo que aprender a escucharla.


*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*

3 comentarios:

  1. Escuchar... Por qué recién ahora? Por qué no escuché antes? Esta mañana mía pregunta las mismas cosas. Gracias, poeta!

    ResponderEliminar
  2. Un millón de gracias a los dos, Carlos y Omar, por vuestra generosidad para conmigo...besos.

    ResponderEliminar