lunes, 30 de julio de 2012

ME SIENTO EN TI...




No dejes de cubrir mis sentidos con los tuyos, ni dejes que se escapen mis sentimientos por los silencios, por el olvido. A veces tan cargados y persistentes, tan fulminantes y activos que abren senda a lo desconocido. Me minimizo.
Acumúlame en tus palabras, hazme presa de tu recuerdo encadenándome a tus sesos y, deja que brote como sangre viva para regarte cada día con el calor de mi ofrenda.
¡Estás tan lejos!...tanto, que casi no respiro al invocar tu presencia. El pantalón vaquero, el polo blanco, las bambas de tela. Ver como te acercas. Esa mirada dulce e intensa que se ramifica por mis venas como la hiedra fresca,  meciendo en su trenzado tu excelsa apariencia. Tus manos acariciando mi rostro, tus piernas rodeando mis caderas. Sueño y el sueño me libera…
No consientas, amor mío, que la distancia haga mella, ni rompa el equilibrio de estas dos puertas abiertas por donde circula una corriente de viento calido que adormece y serena.
Quiéreme, extráñame, deséame y, espera…



*Rocío Pérez Crespo*
*Derechos reservados*

3 comentarios:

  1. Uy, Rocío! Qué convincente que has sido a estas horas tempranas de la mañana...!!! Gracias por eso!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola, Carlos...gracias por tu comentario, para mi es un halago. Disculpa mi falta de atención para contigo, pero ando un algo liada. En breve retomaré mis lecturas...besos.

    ResponderEliminar